Esto ya es lo último que nos faltaba por ver. Lo que no podamos inventar nosotros... no lo puede inventar nadie.

Si tienes un perro y te gustaría poder comunicarte y entenderle perfectamente lo único que tienes que ir haciendo es apuntarte a unas buenas clases de inglés, ya que gracias a los científicos de La Sociedad Nórdica de Invención y Descubrimiento podrá ser posible, bueno eso y comprar, si se llega poner a la venta, su nuevo invento el dispositivo portable para perros “No More Woof”.

Anuncios
Anuncios

Este dispositivo se ha creado en busca de poder traducir los pensamientos caninos a nuestro lenguaje, para poder saber qué es lo que piensan nuestros pequeños amigos y poder comunicarnos con ellos mejor de lo que lo hacíamos hasta ahora.

No More Woof” es un pequeño dispositivo con unos sensores y electrodos que se ponen en la cabeza del perro. En ningún momento el perro sufre ninguna clase de daño. Las ondas cerebrales son monitorizadas y analizadas a través de un ordenador, el cual detecta los patrones recurrentes y los traduce al inglés.

"No more Woof"  ya esta cerca
"No more Woof" ya esta cerca

Según indican sus creadores, la lectura mental de los caninos a través del EGG es mucho más sencilla que en los humanos, ya que su sistema cerebral es mucho menos complejo: “sus patrones de señales demuestran con más claridad sentimientos de ira, curiosidad o cansancio”, explicaron. “No More Woof puede traducir entre dos y cuatro patrones de pensamiento: los más fáciles de detectar son ‘tengo hambre’, ‘quiero orinar’, ‘estoy cansado’, ‘me siento entusiasmado’ y ‘¿quién es usted?’.

Anuncios

 Este prototipo, que aún esta en fase de prueba, saldría a la venta en un precio de más o menos unos 65 euros, y pueden reservarse a través de la plataforma Indeogo.

La idea de sus creadores, es seguir investigando y mejorando el dispositivo, no solo para saber si el perro tiene hambre, sino para llegar a saber si le gusta la comida que le hemos servido. En este momento solo traducen al inglés, pero pretenden que pronto lo hagan en español, francés y mandarín.

A través de una campaña de financiamiento popular ya han recaudado más de 10 mil dolares para poder seguir adelante con la investigación.

Haz clic para leer más y mira el vídeo