Un residente de Valverde del Camino, en la localidad de Huelva, falleció tras comer por error dos setas que tenían un elevado nivel de toxicidad por haberlas confundido con gurumelos, una variedad de champiñones comestibles y propios de esta región de España.

Un par de setas asadas causaron la muerte del hombre

La información la dio a conocer su hijo, Juan Diego Castilla, por medio de una cadena de radio, quien ha explicado que su padre, un gran aficionado al mundo micológico, ingirió un par de setas asadas al confundirlas con la variedad de gurumelos.

Incluso aún sin desconocimiento de la toxicidad de estas setas, llegó a ofrecérselas a su mujer, sin embargo ella se negó a probarlas.

La familia del fallecido dio a conocer la lamentable noticia y advirtió a la ciudadanía sobre la cautela que se debe tener con respecto al consumo de setas. El hijo explicó que el lamentable hecho ocurrió hace, al menos, dos semanas cuando su padre había comido dos setas de esta variedad venenosa.

El fallecido tenía Enfermedades previas que pudieron complicar su estado de salud. Luego de haber ingerido accidentalmente las setas venenosas, comenzó dos días después a sufrir de serios malestares, tales como fiebres altas y fuertes dolores abdominales, por lo cual debió ser ingresado a un centro hospitalario.

Como el paciente padecía una grave enfermedad, en un principio, los doctores dudaron sobre la causa de su muerte, pues podría haberse originado por los fármacos que utilizada o las setas venenosas que había ingerido equivocadamente.

Los doctores que habían tratado al paciente descartaron que los medicamentos pudieron haber ocasionado el fallecimiento, “porque no podía tener efectos secundarios tan pronto” y conformaron que se trataba de las setas tóxicas.

El fallecido en Huelva presentó complicaciones a nivel del hígado

Los doctores descartaron que el cuadro fulminante a nivel del hígado del paciente se originara a partir del uso de medicamentos y confirmaron que pudo ocasionarse por la ingesta de la variedad de setas conocida con el nombre de Amanita Verna. Así las cosas, los doctores lograron descartar finalmente que su complicado estado se debiera a su condición de salud previa.

Su hijo contó que su padre tenía un buen aspecto, pero los médicos le aseguraron que en vista de su complicado estado de salud se encontraba al borde de la muerte y, desafortunadamente, no pudio recibir tratamiento a tiempo. Debido a esta pérdida, su hijo hizo un llamamiento sobre la importancia de ser cautelosos en relación a la ingesta de setas. A pesar del dolor de la familia por el fallecimiento han querido poner este caso ante el conocimiento del público, con la finalidad de promover el consumo responsable de este tipo de alimentos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!