Tras el incendio producido en la noche del miércoles en una nave industrial de Badalona que fue ocupada de forma ilegal, el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, ha dado declaraciones sobre la situación y ha dicho que los individuos que hacían vida ahí eran muy conflictivos, y que entre ellos se encontraban vendedores de droga y ladrones que generaban conflictos a los vecinos de la zona.

El alcalde también comentó que la situación de ocupación ilegal llevaba varios años, pero que en los últimos tres, con la llegada de personas conflictivas que tomaron control del lugar, empezó a haber problemas relacionados a la seguridad y convivencia con los demás vecinos de la zona, por lo que el gobierno municipal ya estaba actuando.

De hecho, instantes previos al incendio, la Guardia Urbana y la Policía Nacional habían establecido un control perimetral de la zona porque fueron notificados de problemas de convivencia. En medio de esa situación se produjo el incendio y se desconoce si fue intencional.

Por su parte, el presidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès comentó que los que habitaban el lugar son personas vulnerables y que serán reubicadas y atendidas, pero debido a la irregularidad de la ocupación no se puede saber un número exacto de los habitantes. Sobre esto, Albiol dijo que calculaba que habría entre 150 y 180 personas por las reuniones que mantuvieron con los vecinos y los ocupantes de la nave el pasado mes de septiembre.

Inmigrantes que buscaban cobijo

Hasta el momento se han contabilizado 3 muertos y 25 heridos, de los cuales dos se encuentran en estado crítico, cuatro en estado grave y once leves. Llevan identificadas 60 personas que ya fueron reubicadas.

Angelina Lecha, representante de Stop MareMortum y de la asociación Badalona Acull explicó que los que habitaban la nave era inmigrantes y subsistían recogiendo chatarra y elaborando muebles con palets, pero con la pandemia se han visto más vulnerados al no poder salir y no contar con los servicios sociales que se han visto sobrepasados.

Sobre los conflictos denunciados, dijo que estaban bien organizados y que no fue notificado de algún problema.

Vecinos sabían que lo sucedido era previsible

Teresa Vinuesa, presidenta de la Asociación de Vecinos del Gorg de Badalona dio otra versión de los hechos. Declaró para RAC-1 que estaban seguros que en cualquier momento ocurría una desgracia, pues había más de 200 personas viviendo en la nave con problemas de salubridad y que hace una temporada empezaron diversos problemas como peleas con cuchillos, machetes dentro de la misma nave.

También denuncio que existen en el barrio otras dos naves con inmigrantes en malas condiciones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!