El volcán Krakatoa ha entrado en erupción hace tan solo unas horas. Se encuentra situado en Indonesia, y en la noche del viernes 10 de abril ha dejado imágenes impresionantes en el momento en que entraba en erupción. Este suceso trae a la memoria un hecho histórico, ya que en 1883, Krakatoa entró en erupción causando la muerte a más de 40.000 personas, generando así una de las desgracias más grandes en el país del Sudeste asiático. Sin embargo, los expertos volcánicos comentan que se trata de un hecho común en Indonesia y que esto no provocará más erupciones en la zona, algo que sí desencadenaría en una catástrofe mayúscula.

Una catástrofe natural más con la erupción del Krakatoa

El 2020 no está siendo, ni de lejos, el mejor año, quizás, en los últimos 100. Esta erupción del volcán Krakatoa en abril se suma a otras catástrofes naturales que hemos visto recientemente. En el mes de enero, el volcán Taal, situado en Filipinas, también entraba en erupción, causando grandes destrozos en los poblados cercanos y cubriendo de ceniza gran parte de la isla donde se encuentra. Poco después, vimos también como un terremoto de magnitud 5,3 sacudía Zagreb, Croacia. Pero antes de esto, a finales de diciembre en 2019, un gran incendio arrasaba gran parte de Australia, dejando por el camino cientos de miles de animales e infinidad de hectáreas de vegetación y muertos.

A todo esto, debemos sumar le epidemia mundial a la que nos estamos enfrentando, el Coronavirus o COVID-19, que ha dejado ya varios cientos de miles de muertos a causa de esta enfermedad y que se acerca a los dos millones de infectados en todo el mundo, según cifras oficiales.

Vulcanólogos tranquilizan respecto al Krakatoa

La erupción del Krakatoa se ha podido escuchar a 150 km de distancia, mientras que la columna de ceniza que lanzaba alcanzaba los 15 km de altura. Las imágenes, captadas a unos 40 km de distancia muestran una gran cantidad de lava surgiendo del volcán. Se trata, además, de la fase eruptiva más fuerte desde la que sucedió tras el colapso parcial que sufrió en diciembre de 2018, hecho que provocó un tsunami mortal en la zona, donde murieron cientos de personas en la costa oeste de Java.

Sin embargo, el vulcanólogo Devy Kamil Syahbana informa que esta erupción no provocará una mayor en una zona que se encuentra en constante Investigación científica.

Krakatoa, una señal más del Planeta

Pese a que en Indonesia se producen erupciones de volcanes con gran frecuencia, pese a que a lo largo del planeta también se producen movimientos sísmicos cada cierto tiempo o incluso pese a que la humanidad lucha contra varias enfermedades, nunca ha sido todo tan fuerte como lo está siendo en la actualidad.

Las fuertes erupciones de los volcanes Taal y Krakatoa no eran de tal magnitud desde hace muchos años, y no fueron conjuntas. Los movimientos sísmicos no son tan fuertes como el de Croacia, solo esporádicamente, y el resto de enfermedades no son epidemias como la que vivimos ahora. Estas catástrofes naturales son señales de que el planeta necesita un respiro y que debemos cuidarlo más.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!