La confiscación de una fábrica que se encarga de producir mascarillas en la provincia de Jaén ha provocado un problema muy serio en el sistema de sanidad de Andalucía: se queda sin proveedor. La Junta de Andalucía ha pedido al ministro que garantice, de manera inmediata, el suministro de mascarillas después de que la Guardia Civil realizara la intervención de un total de 150.000 mascarillas en una fábrica de la provincia de Jaén que iban destinadas a distintos centros hospitalarios de Andalucía.

Estas mascarillas iban a ir a hospitales de la Junta de Andalucía

Sin duda, la confiscación que ha tenido lugar de una fábrica en la provincia de Jaén que se encargaba de la elaboración de mascarillas ha dejado sin proveedor a la sanidad de Andalucía, ya que era el principal destinatario de estos productos de primera necesidad tan fundamental en la crisis del coronavirus para que todo el personal sanitario pueda llevar a cabo su trabajo, con garantías y protegidos sin riesgo a contagios.

Hay que recordar que el Gobierno liderado por Pedro Sánchez ha dado orden de decomisar todas las mascarillas disponibles en tiendas o empresas para su empleo en centros hospitalarios y centros médicos. Este mismo lunes, la Guardia Civil se personó en una conocida fábrica localizada en la localidad de Alcalá la Real, en la provincia de Jaén, y ha intervenido todas y cada una de sus existencias: en total, 150.000 mascarillas cuyo destino iba a ser el Servicio de Salud Andaluz, al que suele suministrar de manera habitual.

La fábrica de mascarillas está trabajando a tope para cubrir la gran demanda

La mercancía ya fue trasladada a la ciudad de Madrid y según fuentes de la Guardia Civil, será entregada a varios centros hospitalarios de la capital. Pero esta operación ha provocado un problema muy importante en Andalucía: ha dejado sin suministros a los centros hospitalarios de toda Andalucía, que tenía como proveedor a esta fábrica en la provincia de Jaén para poder cubrir la demanda de mascarillas protectoras.

Las 150.000 mascarillas que fueron intervenidas por la Guardia Civil iban a ser distribuidas en distintos hospitales a lo largo de esta semana y varios centros del SAS (uno de ellos en Barcelona), según ha comunicado Raquel Soto, responsable del área de marketing de la empresa, Diseños NT.

Todo el personal de la empresa están trabajando a tope para poder cubrir la alta demanda y con toda las medidas de protección necesarias para poder fabricar estas mascarillas y otro tipo de materiales quirúrgicos.

La fábrica está trabajando las 24 horas al día y el ritmo es el máximo que puede aguantar su sistema de producción. De esta manera, logran cubrir un envío de 80.000 mascarillas al día que entregan a una pareja de la Guardia Civil que cumplen órdenes directas del Gobierno.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!