El Shambhala es la montaña rusa má importante de todo el continente europeo: la más alta y la que coge más velocidad. Se inauguró en el parque de atracciones "PortAventura" en el año 2012 y, desde el primer momento, se ha vendido que logra los 136 km/h y se han llegado a experimentar fuerzas G de hasta un valor de 3'8 puntos.

El protagonista es un conocido jugador de Faustball y ha demostrado tener muchos reflejos a la hora de lograr esta hazaña

Pero un joven ha tenido unos reflejos tan fuera de lo común que, en pleno vuelo, fue capaz de coger un teléfono móvil en lo alto de la mencionada montaña rusa.

Hay que recordar que esta montaña rusa logra superar los 100 kilómetros por hora, una verdadera barbaridad, además de llegar a los 70 metros de altura, lo que hace que no sea apto para personas que temen a las alturas. El protagonista del vídeo es Samuel Kempf, un conocido jugador de Faustball, por lo que ya tiene ciertas habilidades que otras personas no tienen.

La dirección del parque de atracciones reconoce que no es extraño que los usuarios pierdan objetos personales en la mencionada atracción

En el vídeo que está circulando en las redes sociales se puede ver a uno de los usuarios que está en la montaña rusa, en pleno vuelo, cazando un teléfono móvil que le habría "escapado" del bolsillo de otra persona que estaba sentado delante de él en la propia atracción.

La dirección de PortAventura ha explicado que es muy habitual que los usuarios, por los movimientos y la altura de la atracción, pierdan obetos personales que son casi imposibles de recuperar, lo que hace que se recomiende que se dejen en las taquillas que están habilitadas antes de iniciar el viaje a una velocidad superior a los 100 kilómetros por hora.

Sin embargo, este vídeo se está haciendo viral gracias a la gran habilidad y los potentes reflejos del propio protagonista que aparece en el vídeo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Historias

El propio protagonista, que es deportista, explicó que se dio cuenta de que algo sucedía, ya que cuando la atracción empezó a ascender, el hombre que estaba sentado dos filas por delante de él sacó el teléfono móvil y le acabó cayendo, y acabó aterrizando en la zona inferior del carrito.

El hombre intentó agacharse para poder agarrar su teléfono móvil, pero no fue capaz de alcanzarlo y el protagonista le dijo en broma a su hermano y a sus amigos que se preparasen para poder cogerlo.

Eso sí, ha querido dejar claro que le ha devuelto el teléfono móvil a su verdadero dueño y le sorprende que el vídeo se haya hecho viral en tan poco tiempo, ya que nunca pensó que pudiera suceder algo así ni le pasó por la cabeza que le estuvieran grabando en el momento en que cazó el teléfono móvil.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más