Italia ha enterrado al carabinero que fue asesinado en medio de la indignación y de la perplejidad por parte de la ciudadanía. Varios medios de comunicación han señalado que el agente fue asesinado con unas maniobras que eran más propias de marines que de unos estudiantes que estaban pasando unas vacaciones en Italia.

El joven fue enterrado en un funeral de Estado con la presencia de los vicepresidentes del país

Mario Cerciello Rega, carabinero de las fuerzas italianas, fue asesinado en la ciudad de Roma, hace unos días por la presunta agresión de dos turistas de nacionalidad estadounidense que le apuñalaron hasta en once ocasiones y ha sido enterrado en un funeral propio de Estado este lunes en Somma Vesuviana, una localidad al sur del país donde había nacido el carabinero.

En el funeral estuvieron presentes incluso los dos vicepresidentes del actual Gobierno italiano, Salvini y Luigi Di Maio, como muestra de respeto y de homenaje a un hombre que murió por proteger su país. Al mismo tiempo, el país europeo sigue sorprendido y conmocionado por todo lo que ha sucedido.

Los hechos que le costaron la vida al carabinero sucedieron el pasado viernes

Según lo publicado por los medios de comunicación del país, los dos estudiantes de nacionalidad estadounidense acabaron apuñalando al agente italiano, de tan solo 35 años de edad, cuando estaban buscando drogas.

Sin embargo, hay muchas dudas sobre lo que habría sucedido, ya que algunos medios de comunicación, como es el Corriere della Sera, han realizado una especie de reconstrucción del suceso después de que la autopsia haya revelado que el joven había recibido once puñaladas en una maniobra más propia de unos marines que de unos chicos que estudiaban en una universidad.

En un primer momento, se aseguraba que el hombre había muerto a manos de dos hombres africanos por culpa de la propaganda racista que apareció en las redes sociales, que es cada vez mayor en todo el territorio italiano desde que la ultraderecha llegó al poder, y por culpa de algunos testimonios que resultaron ser completamente falsos.

Este mismo sábado se habría confirmado que los dos detenidos, de 19 y 20 años de edad y de nacionalidad estadounidense, estaban alojados en un hotel de cuatro estrellas en pleno centro de la ciudad.

Los nombres de los acusados son Christian Gabriel Natale y Elder Finnegan. Según los medios de comunicación del país, fue Finnegan quien habría confesado a las autoridades que fue el autor de las once cuchilladas que provocaron la muerte del “carabineri” por la pérdida de sangre. No obstante, durante el interrogatorio para convalidar su confesión ambos se negaron a declarar.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!