Los miembros de seguridad del Oceanogràfic de la ciudad de Valencia se han visto obligados a desalojar el edificio después de saltar la alarma por el incendio producido en una torre de las famosas instalaciones. Desde gran distancia se podía observar una gran columna de humo negro que asustó a varios de los visitantes que estaban por la zona.

La nube de humo ha asustado a varias personas por su color, provocada por el poliuretano

A primera hora de la mañana, el Oceanogràfic de València era desalojado, de manera preventiva, por los miembros del equipo de seguridad por culpa de un incendio que se había declarado en una torre, de las conocidas como “prefabricadas” de las famosas instalaciones y que ha provocado que los valencianos se hayan despertado con una densa nube oscura de humo, que se podía ver desde distintos puntos de la ciudad.

Fuentes oficiales del equipo de Emergencias de la Generalitat de Valencia han comunicado a los medios de comunicación que el incendio habría tenido lugar en una torre de la zona exterior, ubicada en la zona de los tiburones, y no habría producidos daños de carácter personal. Los Animales, según el Oceanogràfic tampoco han sufrido daños de ningún tipo. Hasta la zona se habrían trasladado cuatro dotaciones de bomberos de la ciudad de Valencia y dos patrullas de la policía de la Generalitat Valenciana.

El Oceanogràfic está ubicado en la conocida “Ciudad de las Artes y las Ciencias” que es uno de los puntos turísticos más importantes de la ciudad de Valencia. Según la cuenta oficial de Twitter del Oceanogràfic, el incendio ya está completamente extinguido.

Fue declarado a las 10.30 de la mañana y el peligro estaba en que la zona del incendio estaba en un punto de acceso de los tanques de algunas especies, como son los tiburones.

Esta zona tiene una gran importancia técnica y el peligro estaba en el material con el que se ha recubierto la zona de la superficie, que está recubierto de poliuretano, un material muy inflamable y muy empleado en este tipo de edificios, ya que es ideal para simular el tacto de las rocas.

Se sospecha que el incendio tuvo lugar por un accidente

Manuel Toharia, asesor científico del edificio, ha explicado que han sido evacuados 350 empleados y unas 1600 personas que estaban en la zona. Y ha indicado que el incidente ha sido bastante aparatoso, además de que las llamas que son producidas por el poliuretano son muy llamativas y suelen asustar bastante.

No ha pasado nada gracias a la rapidez con la que se ha actuado para apagar el incendio, el cual se sospecha que haya sido por un accidente que tiene que ver con el propio poliuretano.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!