Un hombre de mediana edad ha sido dado parado por la Guardia Civil este miércoles en un municipio coruñés, Mesía. La Guardia Civil tenía un control rutinario pero al ver el estado en el que venía el conductor han procedido a hacerle un control de alcoholemia, en el cual se han llevado una gran sorpresa ya que el etilómetro no ha sido capaz de determinar la tasa de alcohol que llevaba encima el conductor porque rebasaba el límete del aparato.

Supera el límite en la prueba de alcohol y les dice a la benemérita que viene de "coger agua fresquita"

No eran si quiera las doce y media de la mañana y la sorpresa de la Guardia Civil iba en aumento ya que le preguntaron al conductor por su astronómica tasa de alcohol que había ingerido a una hora tan temprana, ya que era muy, muy alta.

Anuncios
Anuncios

El conductor les respondió muy normal: “Vengo que coger agua fresquita de la fuente por la calor”. Al obtener esa respuesta los guardia civiles han decidido investigar un poco más ante tales formas del hombre y su “normal” comportamiento, creen que tiene un problema con la bebida, ya que el conductor es reincidente, mientras tanto el conductor seguía diciendo a los presentes que volvía de buscar agua de la fuente cercana.

El alcoholímetro que se usa asiduamente por los agentes de seguridad del estado puede ser un poco impreciso o tener algún que otro fallo los agentes presentes han pedido un vehículo con un un aparato de más precisión, ya que el conductor presentaba claros signos de estar cometiendo un grave delito para la seguridad vial, dicho vehículo está especializado y equipado para estos casos poder verificar la cantidad de alcohol en sangre que lleva el conductor.

El resultado de este se puede utilizar judicialmente.

Posible caso de alcoholismo

Los agentes han catalogado que el conductor puede tener un grave problema con el alcohol por su reincidencia y su comportamiento mientras ellos estaban presentes en el momento de las pruebas de alcoholemia. Puede padecer alcoholismo con lo cual se le ha expuesto su caso ante la Jefatura de Tráfico para una revisión y poder determinar si consideran acertado que sea sometido a una revisión por personal médico de los medios apoderados por su supuesto alcoholismo, para tratarlo como un problema psicológico del conductor.

Anuncios

A parte de este suceso en España han aparecido alguno que otro bastante grave

Los más sonados han sido el de un conductor ha cuadruplicado la tasa de alcohol permitida, un conductor por conducir un coche sin haber obtenido el permiso de conducir y un conductor por conducir sin ningún punto en el carné de conducir. Se desconoce la sanción impuesta por la Guardia Civil al conductor, también se desconoce si el delito cometido le hará tener alguna pena de cárcel, ya que los agentes han pedido una revisión medica por su posible alcoholismo con el que se libraría de entrar en prisión.

También se desconoce la nacionalidad del conductor y edad, si iba solo en el momento que lo pararon o si tiene familia.

A pesar de seguir apareciendo estos kamikazes en las carreteras españolas, el año 2018 y este mismo año están siendo los más bajos en positivos de alcohol desde hace más de 10 años, eso sí, esta disminución viene con un gran aumento de drogas como el cannabis en mayor cantidad y la cocaína en menor cantidad aunque ha tenido un gran aumento.

Anuncios

También se conoce que están volviendo drogas fuertes como la metadona y el éxtasis, MDMA, esto hace que los jóvenes españoles puedan tener a mano cualquier tipo de drogas sin tener ningún tipo de control sobre ellos mismos, lo que provoca que cada vez haya más víctimas jóvenes en la carretera por consumo de drogas.

Haz clic para leer más