Los vecinos del pequeño municipio de Cebolla (Toledo), de unos 3 mil habitantes y muy próximo a Talavera de la Reina, difícilmente podrán olvidar la tarde del 8 de septiembre del año 2018. La crecida incontrolada del arroyo Sangüesa, debido a las lluvias torrenciales caídas el sábado, arrasó con decenas de vehículos y provocó importantes daños en múltiples viviendas. La corriente de agua superó en algunas zonas el metro y medio de altura.

Esta espectacular riada puede considerarse "la más importante de los últimos años" en el municipio toledano, según han contado a la Agencia EFE algunos vecinos.

Al parecer, es habitual que el Sangüesa se desborde cuando se registran tormentas fuertes, ya que su cauce natural coincide con las calles que atraviesan el centro de la localidad. Esta vez, las inundaciones han sorprendido a los ciudadanos de Cebolla cuando estaban en plena celebración de las festividades en honor a su patrón.

Importantes inundaciones en el centro urbano

Fuentes municipales aseguran que entre las vías más afectadas se encuentran las más próximas al centro de salud del pueblo, la zona de la plaza del Ayuntamiento y el área del parque infantil. Efectivos del cuerpo de bomberos del Consorcio de Toledo se afanaron durante la noche en retirar con bombas de achique el agua de las casas, locales y garajes inundados. También acudieron a Cebolla para colaborar en las tareas de limpieza y ayuda a los afectados las agrupaciones de Protección Civil de los consistorios de Fuensalida y El Casar.

Algunos vecinos no han podido entrar a sus viviendas hasta el domingo, ya que los accesos quedaron taponados debido a la gran cantidad de lodo y vegetación que acompañó a la tromba de agua.

De acuerdo con las informaciones de EFE, a la localidad se desplazó también un helicóptero de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha por si había que trasladar a algún herido. Afortunadamente, el servicio de Emergencias 112 no ha constatado desgracias personales.

El desbordamiento del Sangüensa, un arroyo que desemboca en el Tajo, ocasionó además el cierre al tráfico de la CM-4000, carretera autonómica que une Talavera y Toledo.

También se vio afectada por la riada la CM-4001, aunque en este caso no fue necesario cortar el acceso al pueblo, cuenta EFE.

Lluvias torrenciales y daños a causa de la DANA

Por otra parte, este domingo también se han producido importantes trombas de agua en las provincias de Jaén (con tres heridos leves a causa de una tormenta en Beas de Segura), Cuenca (en especial en la localidades de Cañaveruelas y Villalba del Rey, ocasionando graves destrozos en los cultivos de girasol y obligando a cortar la carretera que une ambos municipios), Albacete y Soria.

En general, están siendo días complicados por la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que se ha apoderado de la Península y que es la culpable del cambio de tiempo que hemos notado.

Seguirá trayendo precipitaciones esta semana, especialmente en la Comunidad Valenciana, donde se podrían acumular 80 litros por metro cuadrado. Según la web especializada eltiempo.es, la previsión para otoño indica una estación más lluviosa de lo normal, sobre todo en el norte e interior nordeste peninsular.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!