Este miércoles el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta ha demandado el arresto de los 2 supuestos responsables del salto en masa en el recinto de la ciudad independiente durante el día 26 del mes de julio.

Los presuntos líderes encarcelados fueron responsables de la entrada a tierra española de más de 600 indocumentados que forzaron con mazos y tijeras el doble vallado fronterizo. Asimismo, los indocumentados que dieron inicio al salto en Ceuta fueron responsabilizados por arrojar violentamente cal y aceite sobre los agentes de la Guardia Civil que vigilaban el territorio.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, un consejero bajo anonimato, por el momento, ordenó la liberación de 7 detenidos.

Estos ya han sido investigados por cargos de atentados y daños a terceros.

Uno de los cabecillas de la revuelta aplicó una violenta resistencia mientras era detenido por operativos

Durante el arresto de los presuntos creadores del motín en la valla de Ceuta, el líder de la banda le ocasionó daños a uno de los agentes que desplegaba el operativo. Según indica la Benemérita, este ofreció una dura resistencia en comparación a sus 10 detenidos compañeros. Según fuentes, el cabecilla era nacional de Togo, otros 2 de Camerún y los demás de República de Guinea.

En la sede judicial fueron capaces de declarar 3 de los 10 detenidos, uno de ellos, siendo protegidos para evitar más dilemas problemáticos. No obstante, en lo que fue del día miércoles, se organizó un total de 5 ruedas de inspección en las que se pudo identificar a 9 responsables de los cargos de atentado y delictivos como grupo criminal.

Los 9 de los 10 examinados se protegen a través de su derecho a no exponer palabra durante el procedimiento

Varios de los acusados se mantienen en incógnito por protección y para evitar cualquier ultraje para no causar más complicaciones al asunto. Según información dada a distintos medios durante la mañana, la Fiscalía informó que el arresto de los 2 cabecillas del asalto puede ser evadido bajo una fianza de más de 5.000 euros.

En consecuencia por los actos brutales organizados al momento del salto a la valla, funcionarios gubernamentales de Ceuta, advirtieron que no tolerará más situaciones violentas. Por tal motivo, Salvadora Mateos, la delegada del Gobierno de Ceuta, le aseguró a la prensa días atrás que todo aquel que ingrese de manera violenta a tierras españolas será devuelto a su país natal para asegurar la protección del terreno y de sus agentes que la custodian.

Hasta ahora, la cruz roja ha reportado la atención de más de 22 guardias civiles heridos y más de 100 inmigrantes; razón por la cual muchos de los representantes de los derechos a nivel mundial piden que se llegue a un acuerdo entre España y Marruecos para solventar la situación y brindarles ayuda a estas personas que buscan nuevas oportunidades en sus vidas.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!