Desde el pasado 9 de julio y hasta la fecha, unas 44 personas han fallecido como consecuencia de la intensa ola de calor que azota a Japón mientras las altas temperaturas se mantienen y continúan sofocando a la población.

Abrasadoras temperaturas este verano

Durante este verano, el continente asiático ha sido particularmente azotado por la ola de calor. Usualmente, durante el verano, la temperatura más alta se alcanza en el mes de junio, y este año durante el mes de junio se alcanzaron las temperaturas más altas de la historia según los reportes de la oficina de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA).

Cabe destacar, sin embargo, que para el mes de julio las temperaturas han sido aún más elevadas manteniéndose alrededor de los 38 grados centígrados. Incluso para este 23 de julio, se registró 41,1 grados centígrados en la ciudad de Kumagaya, al norte de Japón, lo que representa la temperatura más alta registrada en la historia de Japón.

Van 44 muertos

Oficialmente se han reportado unas 44 personas muertas desde el pasado 9 de julio a consecuencia de la ola de calor. Aunque, según Joel Myers, el analista de AccuWeather, la compañía estadounidense especializada en el pronóstico del tiempo a nivel mundial, la cifra de muertos se eleva a más de 100, y podrían ser mas en unos días. Adicionalmente, unas 10 mil personas han acudido al hospital a consecuencia de la ola de calor.

Diversas son las causas de muerte y enfermedad por el calor, los últimos 11 que fallecieron el pasado 21 de julio, lo hicieron debido a un golpe de calor. En general, las personas pueden padecer: agotamiento por calor, migraña, alteraciones del sueño y del estado de ánimo y accidentes cardiovasculares debido a las altas temperaturas ambientales. Las personas de edad avanzada y aquellos con alguna enfermedad de base, como asma o Enfermedades cardíacas, tienen mayor riesgo.

Por otro lado, por diversas razones, la mayoría de las personas no tienen equipos de aire acondicionado. En general, menos de la mitad de las escuelas, tanto de primaria como de secundaria tienen aire acondicionado, y la gran mayoría de los edificios de apartamentos no tienen sistemas de aire acondicionados central. Aunado a la cultura, como parte de las medidas de ahorro energético, hace que, en estas condiciones, la mayoría no encuentre un sitio donde resguardarse del calor.

El pronóstico del Servicio Meteorológico de Japón es de que van a seguir las altas temperaturas, por lo cual se ha recomendado a la población tomar medidas para evitar los efectos adversos de esta intensa ola de calor.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!