La joven española procedente de Alicante, Patricia Aguilar, desaparecida en 2017 tras cumplir su mayoría de edad fue localizada en una selva de Perú según confirmaciones que ha realizado el Ministerio de Asuntos Exteriores de España

Secuestrada por un hombre que lideraba una secta satánica

En el operativo la policía peruana detuvo a un hombre a quien se le acusa de liderar una secta satánica que venía sometiendo a tres mujeres, entre ellas a Aguilar. Los padres de la joven quienes ya llevaban semanas en Perú tratando de agilizar la investigación, aseguran que la chica estaba en manos de una secta apocalíptica que convierte a mujeres jóvenes en esclavas sexuales.

Patricia ya se encuentra reunida con su familia y está en trámites para volver a España [VIDEO]. La organización “ONG SOS Desaparecidos” se pronunció argumentando que “los padres han tocado puertas por mar, aire y tierra para sacarla del infierno de la trata de humanos”

La secta satánica Latinoamérica que capto a Aguilar lleva por nombre “Gnosis Perú”, cuyo líder responde al nombre de Felix Steven Manrique. El arresto de Manrique fue en una selva a unos 600 km de la ciudad de Lima; cinco horas después Patricia fue localizada en una vivienda de la misma zona donde se encontraba al cuidado de cuatro menores de entre cuatro y diez años, todos hijos de Manrique.

La joven Patricia Aguilar fue encontrada con un bebé de pocos meses de edad

La española se hallaba en compañía de su bebé, una niña a la que dio a luz el pasado mes de mayo, hija igualmente de Manrique.

Patricia vivía con los niños en condiciones lamentables, alimentándose solo una vez por semana. El sospechoso residía junto a otras dos mujeres con las que tiene varios hijos, cuyas desapariciones también habían sido denunciadas por sus familiares.

Los agentes policiales localizaron a Manrique hace dos semanas y le detuvieron como presunto autor de trata de personas. Se informó que el secuestrador no salía de su casa; donde celebraba sus rituales, enviando a las mujeres con las que vive con quienes de igual modo tiene varios hijos a trabajar.

Manrique se aprovechaba de jóvenes inestables emocionalmente para captarlas por redes sociales, prometiéndoles que con él se salvarían de la llegada del fin del mundo y animándolas a abandonar sus hogares a los 18 años. Se atribuía a el mismo como un supuesto “elegido [VIDEO]” para repoblar el mundo tras el apocalipsis.

Patricia atravesaba una situación de vulnerabilidad tras la muerte de un tío aun siendo menor de edad. Momento cuando estableció contacto con Manrique, recién cumplida su mayoría de edad voló a Lima y se reunión con el actual detenido.