La salida de los 5 miembros de La Manada de la cárcel no ha hecho sino incrementar, si cabe, el hastío social ante una sentencia. Las organizaciones feministas continúan sacando músculo y sus inciativas no dejan de ganar defensores. A las concentraciones de Pamplona, Barcelona, Madrid, Sevilla o Bilbao, entre otras ciudades españolas, les sigue la colocación de carteles y el reparto de pasquines en los comercios que solían frecuentar los 5 jóvenes sevillanos.

Dado que como consecuencia de la orden de alejamiento 'La Manada' no puede entrar en la Comunidad de Madrid, la víctima se ve recluida en su lugar de residencia, coartando su derecho a la libertad para desplazarse con normalidad fuera de su comunidad autónoma.

Esta es la razón por la que han decidido pasar a la acción como vía para promover el debate social y hacer efectiva la igualdad de géneros.

Sevilla está dividida

Los 5 miembros de La Manada ya están en sus barrios de Sevilla, pero su retorno no está siendo nada acogedor. Las organizaciones feministas de la localidad han colocado carteles en los comercios con el texto: "En este establecimiento no atendemos a violadores. #STOPManada. Este es un espacio seguro para las mujeres".

El debate social está servido entre sus defensores y detractores, ya que también se han repartido pasquines entre los comerciantes con el mensaje: "Sr/Sra. comerciante: las mujeres no consumimos en establecimientos donde se atiende a violadores.

Le invitamos a unirse a nuestra acción colocando un aviso a la entrada".

Asimismo, en las proximidades de sus domicilios y lugares de trabajo previos a su entrada en prisión el pasado 6 de julio de 2016, se han colocado carteles con su rostro en blanco y negro y el mensaje: "Soy un violador y el Estado lo permite".

Se ha violado su intimidad

El anuncio de su puesta en libertad bajo fianza de 6.000 euros inundó las redes sociales de mensajes de rechazo y protesta ante una medida que consideran incomprensible. Entre estos mensajes destacó uno en el que se publicaban sus direcciones, teléfonos, estado civil, el nombre de sus padres y sus antecedentes penales, junto a una foto de cada uno de ellos.

Agustín Martínez Becerra, abogado defensor de 4 de ellos, no ha tardado en manifestar que estas organizaciones feministas están actuando de manera ilógica y para nada en defensa de los derechos de la Mujer. Con respecto a los mensajes que revelan datos personales de sus patrocinados ha anunciado medidas legales para identificar a su autor o autora, ya que se trata de una clara vulneración de la Ley de Protección de Datos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!