Dos surfistas han sido sorprendidos esta mañana con el ataque de dos tiburones blancos, los cuales han provocado mordidas en diferentes partes del cuerpo a los deportistas. A las ocho de la mañana de este lunes, dispositivos de emergencia y personal sanitario ha tenido que trasladarse a la playa, cerca de donde se estaba celebrando el campeonato mundial de surf, el Margaret River Pro para atender a los surfistas heridos.

¿Cómo ocurrió?

Tras estos ataques, se han aumentado las medidas de seguridad en toda la zona, además de haberse cerrado algunas playas como las de North Point, Big Rock y Lefthanders.

La competición, conocida a nivel mundial, fue suspendida durante una hora y se realiza a unos 15 km de donde ocurrió el ataque. La víctima de 37 años, fue mordida en una pierna en la playa Cobblestones en Gracetown, consiguió volver a la orilla donde las personas que lo acompañaban le realizaron primeros auxilios en la espera del personal sanitario. Usando la cuerda de la tabla de surf como torniquete consiguió permanecer estable, y se encuentra ahora en espera de una operación en el hospital Royal Perth.

Jason Longrass, de 41 años, fue atacado por un tiburón al que describió como un tiburón blanco de 4 metros, mientras surfeaba en Lefthanders, la cuál permanecía cerrada desde horas antes. El surfista no era consciente del por qué esa playa estaba clausurada, y dijo que se sorprendió mucho y pensó haber tenido suerte al encontrarla vacía.

Consiguió llegar a la orilla también, donde sus acompañantes avisaron a urgencias y le realizaron primeros auxilios a la espera de ayuda.

Y ahora qué

Dos ataques de tiburón blanco no provocan buenas vibraciones, y mucho menos si estos animales siguen rondando por las playas australianas. El campeonato mundial de surf Margaret River Pro, que se celebra del 11 al 22 de abril, ha sido suspendido durante una hora al conocerse la noticia de los ataques.

Sin embargo, como se ha informado desde su cuenta de Twitter, todo se puso en marcha cuanto antes, pero asegurándose de que la seguridad y la comodidad de sus participantes sea siempre primordial.

El Departamento de Pesca de la costa oeste australiana además de diferentes puestos funcionarios en la costa marina, están al tanto de los ataques, junto a la vigilancia e investigación de lo sucedido.

Además de ser el único puesto existente del estado, que pueda matar tiburones en caso de amenaza a la vida humana. Desde hace 14 años varios han sido los ataques por tiburón blanco en esta área de surf, dejando tres víctimas a su paso. Aunque parece ser poca la preocupación de los surfistas, quienes no han tardado en acudir a las playas para aprovechar las grandes condiciones del tiempo y las mareas de estos días.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!