Patricia Ramírez escribió una emotiva carta a Gabriel después de muerto y fue enviada a los medios de comunicación. A través de dicho comunicado, la madre aprovechó para agradecer a todas las personas que lo amaron y estuvieron preocupadas por él, tanto así que pusieron sus vidas en pausa por un momento para encontrarlo.

En la carta, Ramírez alabó la labor de las autoridades por todo el esfuerzo que hicieron la policía, protección civil, bomberos, voluntarios y un sinfín de entes que se unieron a la búsqueda, refriéndose a ellos como “los mejores medios a tus pies, a los de papá y míos, para que volvieses con nosotros”.

Habla de cómo la desaparición de su hijo tal vez no haya sido en vano, ya que ha recibido miles de propuestas de buenas personas para hacer un mundo mejor y usarlo a él como emblema para hacer el bien.

Buscando al pescaíto

Comenta sobre las aficiones de su hijo y las esperanzas que tenía de volverlo a ver en sus brazos. Gabriel quería ser biólogo marino cuando fuera grande y su era apodo “pescaíto”, casi como Nemo. La madre confesó haber encontrado algo de consuelo mientras que la búsqueda era llevada a cabo en la película Buscando a Nemo. “Te buscaban por tierra, mar y aire como a Nemo” dice parte de la carta. Ramírez pensaba que cuando apareciera, él podía ver está película y eso lo ayudaría a iluminar sus ojos de vida y dejar atrás lo que hubiera pasado en el periodo que estuvo desaparecido.

La madre expresa que a pesar de su vida fue corta, 8 años, se siente muy orgullosa haber recorrido ese camino con él. Y como cada día la ayudó a ser una mejor persona para criarlo mejor. Comenta que fue un niño fácil de guiar y siempre fue su norte, cuando tenía que enfrentar algún obstáculo.

Disfrutando en el cielo

También exalta las virtudes de Gabriel diciendo que era un niño que tenía aspiraciones e inquietudes que iban más allá de un niño de su edad.

Ella espera que en cielo esté haciendo su sueño realidad, que pueda nadar a su antojo, aunque desearía ver su cara de asombro en el momento que el conozca nuevas especies marinas. También espera que esté acompañado de seres queridos “angelitos que se fueron antes” y que ellos les hagan sentir el amor y ternura que él le hizo sentir a ella.

Agradecimientos

Al final de la carta Patricia agradece a todas esas personas que sin conocer a su hijo mostraron su solidaridad y apoyo a ellos e hicieron su vida un poco más fácil. Que, si amaron a su hijo sin conocerlo, lo amarían aún más si lo hubieran conocido. Gabriel, un niño de 8 años fue declarado desaparecido por 12 días, después de encontrar su cuerpo en el maletero del carro de su madrastra, quien lo asesinó el 27 de marzo del presente año, después de una discusión que sostuvieron.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!