Después de un año sin verse físicamente por la pandemia de Coronavirus que ha azotado al país, Álvaro Carrillo (21 años), explicó cómo fue el emotivo reencuentro con su abuela, Carmen Peláez (83 años). El encuentro ‘cara a cara’ tuvo lugar hace pocos días en el rellano de la escalera donde reside la señora, en el popular barrio malagueño de Carranque. La difícil situación por la pandemia de coronavirus había impedido el encuentro personal entre estos familiares.

“Hemos hablado casi todos los días y hemos podido vernos por videoconferencia, pero no es lo mismo. Antes de la pandemia yo quedaba con ella con mucha frecuencia, para hablar de todo, e incluso me quedaba a dormir con ella, algo que espero poder recuperar algún día”; explicó Álvaro, quien vive en Rincón de la Victoria, pero acude diariamente a estudiar en la Universidad de Málaga, en la capital.

La crisis sanitaria de la COVID-19 y las severas restricciones de movilidad impiden las reuniones, como ha ocurrido con muchas más familias. Álvaro decidió visitar a su abuela, utilizando la mascarilla y manteniendo la distancia de seguridad y hacer de este encuentro una realidad en la puerta de la casa de abuela para evitar contagios por la mortal enfermedad. El joven estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas, tras el emotivo encuentro, decidió usar un trípode, “que casi siempre llevo en mi mochila” y tomó una fotografía desde la escalera.

La imagen del encuentro de Álvaro y su abuela se ha hecho viral

Al principio, Álvaro solo compartió la foto en el WhatsApp familiar y de amigos, pero la imagen fue publicada también en Twitter y cuenta que “a partir de allí, se me ha ido de las manos”, y la imagen se ha hecho viral en solo unas pocas horas.

Al respecto, Álvaro dijo que “Muchos hemos perdido a familiares por el coronavirus, y esta es una forma de mostrar la solidaridad con quienes se acuerdan de esas personas que han supuesto tanto en nuestras vidas”. El último encuentro entre Álvaro y su abuela ocurrió durante una misa que sirvió de homenaje para el hermano de ella, que falleció en pleno confinamiento domiciliario durante la primera ola de coronavirus que azotó a España.

La situación familiar de Álvaro la viven muchos en España

El aumento de los casos de contagio de coronavirus en el país, previo a la temporada de la Navidad, fue difícil para la familia, pues ninguno de los miembros se reunió con la abuela Carmen para evitar contagios. Álvaro había estado muy triste, pues llevaba un año sin ver a su abuela, quien desea que la situación se revierta para volver a la normalidad.

La escena ha conmovido a muchas familias que viven historias similares tras la pandemia. El joven malagueño dijo que “quería mostrar una situación que están atravesando muchas familias”.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!