La pandemia por el Coronavirus también tiene unas víctimas que son los Animales: Aragón ha ordenado sacrificar a un total de 92.700 visones procedentes de una granja peletera tras un nuevo brote de coronavirus. El pasado día 13 de julio, casi un 87% de los visones ya estaban infectados. Por todo ello, el Gobierno de Aragón ha tomado la decisión de sacrificar todos y cada uno de los visones que son explotados en una granja ubicada en la localidad de Puebla de Valverde, en Teruel, al haberse contagiado por coronavirus.

Así, durante la rueda de prensa organizada este mismo jueves, lo ha comunicado Joaquín Olona, consejero del área de Ganadería y Agricultura del Gobierno de Aragón, que ha informado de que ya se había prohibido, con anterioridad, la entrada y salida de los animales que están en esa explotación desde que se decretase la inmovilización de cualquier animal de explotación ante la pandemia por el coronavirus.

La cronología del estudio de la presencia del coronavirus en estos animales se remonta al 22 de mayo

La cronología de todo lo que ha sucedido se remonta al pasado 22 de mayo cuando se tomó la decisión de inmovilizar todos y cada uno de los ejemplares. El día 3 de junio se llevó a cabo un primer test PCR a los ejemplares de visón y el resultado fue negativo. El día 8 de junio tuvo lugar un nuevo análisis y el resultado fue de un positivo “no concluyente”.

El día 22 de junio, en una muestra aleatoria, se confirmó lo que se temía: cinco ejemplares de la misma empresa daban positivo en coronavirus. Los animales no mostraban ningún tipo de síntoma. El pasado 13 de julio, el 86,77% del muestreo de los visones de la empresa del estudio estaban ya infectados por coronavirus.

Por esta razón, según palabras de Olona, tras estos resultados concluyentes, el Gobierno de Aragón ha establecido como medida de prevención sacrificar todos y cada uno de los visones, o sea, a los 92.700 ejemplares.

Se sospecha que el coronavirus ha podido ser transmitido desde los animales a los humanos

El consejero también ha confirmado que tienen la total certeza de que se está produciendo una transmisión comunitaria del virus del coronavirus entre los animales.

Aunque desde el Departamento de Agricultura de la Comunidad no pueden determinar si está teniendo lugar dicha transmisión de animales a humanos, pero habría una posibilidad real de que la mencionada transmisión fuera en las dos direcciones. Es una hipótesis que tiene encima de la mesa el equipo de trabajo. La orden de sacrificio de los animales será ejecutada, de manera directa, por el Departamento de Agricultura del Ejecutivo de Aragón, con la ayuda de la empresa pública SARGA y siguiendo todas las medidas necesarias de bioseguridad.

El objetivo de este sacrificio es evitar un rebrote del coronavirus de manera incontrolada y poner en riesgo la salud pública

El sacrificio de estos animales, de manera obligatoria, se llevará a cabo siguiendo lo establecido por la actual Ley de Sanidad Animal, que incluye la posibilidad de indemnizar a la empresa, a cuyas previsiones y disposiciones habrá que remitirse. Hay que recordar que en el pasado mes de mayo, el 50% de los trabajadores en plantilla de esta granja peletera (siete de catorce) dieron positivo en los test de coronavirus. En aquel momento se descartó completamente que los transmisores del coronavirus pudieran haber sido los propios animales. El único objetivo de este sacrificio es poder evitar cualquier tipo de riesgo a la salud pública y que tenga lugar un rebrote incontrolado en la comunidad.

Varios grupos defensores de animales ya se han mostrado completamente en contra de este sacrificio.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!