La pandemia del Coronavirus está dejando miles de muertos por todo el mundo, pero en ocasiones, la acción del hombre está detrás de algunos fallecimientos. Por ejemplo, en la India, un paciente contagiado por coronavirus ha perdido la vida después de que su familia decidiese desconectar el respirador que le ataba a la vida para poder conectar un aparato de aire acondicionado.

El paciente estaba ingresado en una clínica de la localidad de Kotah y fue ingresado con síntomas de padecer coronavirus aunque en el test había dado negativo. La noticia ha impactado, pues la humanidad lleva luchando casi seis meses contra el coronavirus y estamos ante un ejemplo más del egoísmo o la inconsciencia de algunos.

El paciente presentaba síntomas de coronavirus

El hombre tenía 40 años de edad y falleció en el centro hospitalario “Maharao Bhim Singh”, en la ciudad hindú de Kotah, después de que varios familiares desconectaran el respirador al que había sido conectado por el equipo médico para que pudiera luchar por su vida, supuestamente, para enchufar un dispositivo de aire acondicionado. El paciente estaba ingresado en el susodicho centro hospitalario desde el día 13 de junio al presentar síntomas de coronavirus.

Aunque el test que le habían realizado daba como resultado negativo, el hombre fue rápidamente trasladado a una habitación de la zona de aislamiento el día 1 de junio después de que otro paciente ingresado en la unidad de cuidados intensivos (similar a la UCI en España) diera positivo en un test de la mencionada enfermedad.

El respirador se ha vuelto fundamental para salvar vidas

Por culpa del calor que se sentía en la habitación en la que estaba ingresado el paciente enchufado a un respirador, su familia decidió llevar un aparato de aire acondicionado al centro hospitalario. Después de intentar buscar un enchufe por toda la estancia y no encontrar nada, los familiares consideraron que lo mejor era desconectar el respirador, que es fundamental para un enfermo de coronavirus y enchufar el aparato de aire acondicionado para no tener tanto calor.

El problema fue que el aparato se quedó sin batería en apenas treinta minutos. En el momento en que la familia se dio cuenta del hecho, avisaron rápidamente al equipo médico del hospital que no dudó en administrar respiración asistida al hombre, pero ya no pudieron hacer nada por su vida y acabó falleciendo.

El comportamiento nefasto con el equipo médico

El caso sigue abierto y las autoridades no descartan tener que tomar acciones legales contra los responsables de desconectar el respirador, aunque no han trascendido muchos más datos sobre la investigación, que sigue su curso. Lo único que ha trascendido a los medios de comunicación es que la habitación en la que estaba ingresado el paciente por coronavirus cuenta con un equipo médico formado por cuatro- cinco personas, además de un médico residente.

Está demostrado que los familiares de la víctima no pidieron permiso, de ningún tipo, para poder enchufar el aparato de aire acondicionado. Y cuando el paciente murió, los familiares no se comportaron de manera adecuada ni con el personal medico que se ocupaba de sus cuidados ni con el doctor que estaba de guardia en esos momentos, según ha informado un portavoz del centro hospitalario.

Por el momento, los familiares del paciente no han querido ir a prestar declaración sobre lo sucedido en las instalaciones de este hospital público. Los investigadores trabajan para demostrar si la muerte del paciente está relacionada con el cambio de enchufe y por tanto, si los responsables directos son los propios familiares de la víctima, o habría sido por otra razón.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!