Según el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), será "poco probable" contagiarse de COVID-19, la enfermedad que transmite el coronavirus, en playas o piscinas durante este verano. La agencia, que ha elaborado un informe acerca del comportamiento del coronavirus en el agua y en la tierra, afirma que en las áreas recreativas estivales el riesgo de infección y contagio es bajo. Sin embargo, han advertido el riesgo de propagación depende de que se respete el distanciamiento social y de que se eviten las aglomeraciones.

Las aglomeraciones pueden ser riesgosas y propagar el coronavirus

Según eldiario.es, los expertos que han firmado el informe del CSIC han manifestado que en caso de darse, las aglomeraciones en playas y piscinas pueden ser tan peligrosas como el uso común de objetos personales, sirviendo de "mecanismo de contagio".

Fueron la Secretaría de Estado de Turismo y el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), los organismos que solicitaron el informe sobre la posibilidad de infección de Coronavirus en áreas recreativas, ante la cercanía del inicio de la temporada estival.

Según explica CeutaTV en su portal, los investigadores del CSIC comienzan explicando que la principal vía de contagio del COVID-19 siguen siendo las secreciones respiratorias generadas por tos y estornudos, y el contacto directo entre personas.

Por lo tanto, la recomendación al respecto sigue siendo muy clara, en el sentido de la importancia de mantener la distancia social como primera medida de prevención de contagio de coronavirus.

Desaconsejan darse baños en lagos y pozas de agua dulce

Por otro lado y según consigna El Mundo, los expertos recomiendan preferir los baños en playas y piscinas antes que ríos, lagos y pozas de agua, ya que la supervivencia del coronavirus puede ser superior en los espejos de agua dulce no tratada.

En el informe, los especialistas han declarado que los medios acuáticos más desaconsejables en relación a otras alternativas son las pozas de agua y los ríos. Y agregan que en ese sentido, en playas y piscinas "es más fácil que el virus quede desactivado por las características del medio".

El agua salada, los rayos UV y el calor desactivarían al coronavirus, según el CSIC

Con respecto a las playas, el informe del CSIC se ha expresado de manera auspiciosa, diciendo que "la acción conjunta de la salinidad del agua de mar, junto con la acción de los rayos ultravioletas (UVB) del sol y la alta temperatura que puede alcanzar la arena, pueden desalentar la proliferación del coronavirus, desactivando los agentes patógenos".

Y, según cita El Mundo, se desaconseja en dicho informe la desinfección de los suelos de espacios públicos naturales como arena, piedras o tierra, por no considerarse necesaria.

En cuanto a las piscinas, el informe dice que no hay evidencia de que coronavirus pueda transmitirse entre las personas en dicho ámbito, así como tampoco a través del uso de jacuzzis o spas.

Al parecer, la desinfección con cloro o bromo de las aguas de estos recursos, inactiva el coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!