Varios expertos han señalado que podría haber más personas infectadas por el COVID-19 de lo que se piensa: algunos síntomas del Coronavirus se pueden confundir con la típica alergia y, justamente, estamos en la peor época de la alergia primaveral. Pedro Gullón, miembro de la SEE, ha señalado que esto puede ser una amenaza para los sistemas de vigilancia establecidos. Lo más seguro es que las actuales medidas de distancia de seguridad se mantendrán hasta que se encuentre una vacuna o un sistema que permita controlar al 100% la pandemia a nivel global.

España está haciendo frente a uno de los confinamiento más radicales de todo el continente europeo, por no hablar que es el más duro.

Una cuarta parte de la población sufre problemas relacionados con la alergia

Tanto la llegada de la primavera como la del otoño suele ser bastante complicada para los alérgicos (sufren una serie de alteraciones de tipo respiratorio, eruptivo o nervioso que suelen tener lugar por un aumento de la sensibilidad ante determinadas sustancias). Este inconveniente de salud que sufre un 25% de la población de los países desarrollados y es una de las causas más cotidianas en las consultas médicas y de urgencia. Pero, las personas alérgicas están siendo más controladas este año 2020: los síntomas se parecen mucho a los del coronavirus y puede llegar a realizarse un diagnóstico erróneo.

Pedro Gullón, miembro de la Sociedad de Epidemiología de España ha dejado claro que es muy complicado hacer un buen diagnóstico: muchos síntomas que están relacionados con el coronavirus se pueden llegar a confundir con los de la alergia.

La gente se pone a toser y ya empieza a pensar en lo peor.

La tos de un caso u otro es diferente, los estornudos no son síntoma del coronavirus

El hecho de confundir los síntomas puede ser una amenaza para los propios sistemas de vigilancia. Si lo que se está intentando es detectar todos los casos con síntomas, y algunos ya se han podido confundir, va a forzar a los médicos que tienen que atender a los pacientes a ser mucho más cautos.

En el caso de la tos del COVID-19 no aparece solo, siempre va a venir con febrícula o con otra clase de síntomas. Las personas que sufren alergia tienen tos con sensación de picor en la garganta, picor en los ojos… es completamente distinto, pero es muy normal que se llegue a confundir, es lógico que pase algo así. Eso sí, los estornudos no son un síntoma del COVID-19, son más habituales en los casos de alergia.

Sobre los menores, porque un niño no presente tos, no significa que se pueda acercar a otros menores. No se puede acercar de ninguna manera. Se debe mantener el metro y medio o los dos en todo momento.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!