El famoso constructor Francisco Hernando Contreras, más conocido como “el Pocero”, ha fallecido este mismo viernes por culpa de el Coronavirus. El empresario perdía la vida a los 74 años de edad y había ingresado este mismo lunes en una clínica de la ciudad de Madrid. En su momento, se hizo muy conocido por ser uno de los mayores ejemplos de la conocida “burbuja inmobiliaria” que se vivió en España. El constructor falleció a los 74 años de edad después de varios días ingresados por culpa del coronavirus en la clínica hospitalaria Quirón de la ciudad de Madrid.

Su construcción en Seseña (Toledo) fue todo un escándalo inmobiliario y económico en una localidad de 2000 habitantes

Paco “el Pocero” fue uno de los constructores más conocidos de la burbuja inmobiliaria que se vivió en España hasta hace diez años. Llevó a cabo la construcción de miles de viviendas en al conocida urbanización de “El Quiñón”, en la localidad toledana de Seseña. Este caso fue muy polémico: una localidad que no llegaba a los 2000 habitantes se encontró con una urbanización que contaba con 13.500 viviendas, con el objetivo de crear una especie de ciudad-dormitorio de la capital madrileña. Pero el estallido de la crisis inmobiliaria del año 2009 provocó que el proyecto quebrase y muchas personas se encontrasen con su vivienda a medio hacer.

Además, jamás pasó el AVE por la supuesta estación de tren que se iba a construir al lado de la urbanización.

En junio de ese mismo año, Hernando decidió empezar una nueva vida en Guinea Ecuatorial, dejando la urbanización de Seseña con tan solo 5.600 viviendas construidas y una enorme deuda. Durante muchos años, esta zona fue calificada como una auténtica “ciudad- fantasma” por culpa de la gran cantidad de casas que estaban vacías.

Hoy en día, el nivel de ocupación de la urbanización es muy alto y lejos queda la imagen de los vecinos que llegaron a un lugar totalmente aislado, sin servicios básicos.

En Guinea, Hernando buscó realizar otro macroproyecto a nivel urbanístico

En este caso, quería levantar 36.000 viviendas en un país que solo tiene un millón de habitantes. Nunca llegó a iniciar la obra ya que el Gobierno de Guinea decidió romper el acuerdo firmado por el empresario.

El constructor tomó la decisión de demandar el Gobierno por ello.

“El Pocero” ha tenido numerosos problemas con la Agencia Tributaria lo que ha hecho que sea considerado uno de los grandes morosos de todo el territorio español. Por otro lado, su forma de ver el mundo inmobiliario se ha visto como un ejemplo de lo que no se debe hacer en la construcción.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!