Baleares ha decidido que es el momento de decir “se acabó” al conocido como “turismo de borrachera”. Por esa razón, el gobierno balear ha decidido prohibir las barras libres, los 2x1 o las populares “happy hours”. Una decisión muy aplaudida por los vecinos hartos de aguantar este tipo de ocio nocturno.

Además, El Govern ha restringido el empleo de alcohol en algunas de las zonas más conocidas de este tipo de turismo y masificadas por el gran número de visitantes que reciben durante el verano como son Sant Antoni, Magaluf o El Arenal.

Islas Baleares se ha marcado un objetivo: acabar con los excesos del conocido como 'turismo de borrachera'

Por esa razón, el Govern logró aprobar este mismo viernes una ley que pondrá coto a los productos típicos en las excursiones etílicas que se han hecho tan populares durante los últimos años: las barras libres, las ofertas 2x1, las conocidas happy hour.

Igualmente, para lograr frenar esta clase de prácticas, se ha prohibido la publicidad y que se realicen cualquier tipo de promoción en los locales de tipo turístico. También, queda completamente prohibido la venta de bebidas alcohólicas en comercios y tiendas en el establecido como horario nocturno (todos este tipo de establecimientos tendrán que cerrar sus puertas entre las 21:30 y las 8 de la mañana).

Eso sí, estas normas solo se establecen en las zonas con más problemas de saturación por culpa del llamado “turismo de borrachera” como son West End de la localidad de Sant Antoni, El Arenal y Magaluf, ciertas localidades de Ibiza y Mallorca que llevan años sufriendo las consecuencias de este tipo de turismo.

Habrá excepciones como la celebración de bodas o bautizos

Con esta decisión, el Govern intenta luchar contra un problema que ha crecido demasiado en los últimos años por culpa de un tipo de turista que llega a las Islas Baleares y cuyo ocio se basa en el consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación.

Eso sí, habrá excepciones, por ejemplo, esta normativa no incluye celebraciones como pueden ser bautizos, bodas, convenciones a nivel profesional o comuniones que se lleven a cabo en restaurantes u hoteles.

Pero un grupo de amigos que decidan pagar los servicios de una barra libre en cualquier bar o club de las zonas que se incluyen en esta nueva normativa no podrían hacerlo. Iago Negueruela, el actual conseller de Turismo de las Islas Baleares, ha querido explicar que es una excepción a la normativa establecida, en un área determinada que sufre un problema muy concreto.

El texto entrará en vigor la semana que viene cuando se publique en su totalidad en el boletín oficial de las Islas Baleares.

Se incluye la suspensión de cualquier concesión ante la solicitud de nuevas licencias de las conocidas como “las party boats” (que son fiestas organizadas en un barco) y contempla multas que podrían llegar a los 600.000 euros y la posibilidad de que el negocio tenga que cerrar por un período de tres años.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!