La empresa Johnson & Johnson tendrá que pagar una multa valorada en 515 millones de euros por el papel fundamental que tuvo en la conocida “Crisis de los opioides” por orden judicial. Un juez del estado de Oklahoma ha decidido que la empresa Johnson & Johnson tendrá que pagar la cantidad de 515 millones de multa por llevar a cabo una campaña de marketing, completamente engañosa, que habría facilitado miles de casos de la adicción a los opioides solo en ese estado, durante la época década.

Queda demostrado que la empresa era consciente de la adicción y el peligro que había detrás de sus opiáceos

Es la primera vez en la historia que un juez de Estados Unidos considera que una compañía del mundo farmacéutico es parte responsable de una de las epidemias más importantes de la historia del mencionado país. La radical decisión tomada por Thad Balkman, juez del distrito de Cleveland, es considerada un precedente para los 2.000 demandantes entre ciudades y condados del país que han presentado una demanda colectiva ante un juez de estado de Ohio.

Por otro lado, 40 estados del país habría iniciado batallas paralelas de una manera muy parecida.

Desde el primer momento, la gigante empresa farmacéutica desmintió todas las informaciones en las que se le acusaba de haber hecho mal las cosas y ya adelantó que apelaría a cualquier fallo en su contra.

Además, el juez ha acusado a la compañía de ganar miles de millones a lo largo de los últimos 20 años, negando en todo momento que tuviera responsabilidad sobre lo qué estaba sucediendo y asegurando que querían marcar la diferencia a la hora de resolver este problema que ha hecho tanto daño en una generación del país. Por eso, lo mejor que podrían hacer es pagar la cuantía que ha sido marcada por la justicia.

Miles de personas habrían perdido indirectamente la vida a causa de sustancias opioides

La conocida como “la crisis de los opioides” se inicia durante los años 90 en los Estados Unidos. Y, desde entonces, más de 400.000 ciudadanos han perdido la vida por culpa de una sobredosis de analgésicos, fentanilo ilegal o heroína. En el año 2017, el número de recetas que llevaban escrito algún tipo de opioide , que fueron dispensadas en las farmacias de Oklahoma, llegaron a a 479 por hora, un verdadero récord.

Thad Balkman considera que queda probado que la empresa realizó una comercialización engañosa de sus opiáceos y drogas, en términos generales, además de que eran conscientes de los peligros que podría generar una adicción a las mencionadas sustancias. Lo más grave es que la acción de J&J fue la causa más importante de la conocida crisis de opioides en territorio estadounidense.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más