Desde hace varios días viene corriendo el rumor que el ex presidente de origen catalán Carles Puigdemont será extraditado por el delito de malversación de fondos, situación que ha puesto en el ojo del huracán a toda la comunidad europea.

Sin embargo, dicha extradición se realizó bajo las órdenes de la Fiscalía General Alemana quien se ha abstenido de hacer declaraciones mientras pasa el proceso. Por lo tanto, se están arreglando todos los trámites para enviarlo a España. Según declaraciones realizadas por el catalán estas acciones forman parte de una estrategia que se ha impuesto en su contra.

Recordemos que desde el pasado 25 de marzo cuando fue detenido al norte de Alemania el caso fue directamente llevado al Tribunal Supremo Español, donde el juez de la causa el magistrado Pablo Llerena [VIDEO]mostró que quería imponer las sanciones correspondientes por el delito.

Durante los doce días que se mantuvo privado de libertad el Estado español estuvo pendiente de que se entregaran las pruebas necesarias para condenarlo por rebelión. Razón por la cual se decidió libertad condicional y el traslado a su residencia mientras se espera el fallo judicial.

Posteriormente después de su excarcelación se dirigió a Berlín y al poco tiempo se traslado a su residencia en la pequeña región de Schleswig-Holstein donde junto a su familia espero el fallo judicial.

Líderes políticos apoyan la decisión tomada

Desde el pasado jueves cuando se emitió el fallo del tribunal muchas personas ligadas al gobierno han hecho declaraciones en favor de la decisión. Apenas salió la noticia los comentarios comenzaron a emitirse a través de las redes sociales.

Una vez dada la noticia países como Bélgica rechazaron la extradición manifestando que se deben tomar acciones diferentes para poder llegar hasta la raíz del asunto.

Sin embargo, también existen debates sobre la veracidad del proceso, a quienes piensan que todo es una estrategia para desprestigiar al ex mandatario y poner en tela de juicio su honestidad.

Puigdemont hizo un comentario valorativo y estuvo de acuerdo con que lo enviaran a España, declaró que prefiere que lo culpen de malversación y no de rebelión además añadió: "Cada minuto que pasan nuestros compañeros en la prisión es un minuto de vergüenza e injusticia. Lucharemos hasta el final, ¡y ganaremos!".

Libre pero en España

Aunque ya se hizo publica la extradición al ex Presidente se le respetó su libertad por lo tanto seguirá el proceso sin orden de detención, ya que el país albergante tomará las medidas que consideren necesaria para recibir a Puigdemont.

Es de suponer que desde la distancia este polémico ex mandatario [VIDEO] seguirá las líneas en apoyo a sus ideales. Aunque aun queda mucho por averiguar, se entregaran nuevas pruebas para llegar al fondo de esta penosa situación.

Nos mantendremos a la espera de los acontecimientos y esperamos darle seguimiento desde el exilio. Por lo tanto solo queda seguir el curso del juicio y verificar como será la situación desde España.