Una cifra alarmante y en gran manera desconcertante, bueno desde mi punto de vista. Hoy día la sociedad ha dado un giro de 180 grados al pensamiento social y evolutivo. Nuestro pensamiento se adapta a los cambios y entramos a adaptarnos a la tendencia mundial.

Con un índice alto encontramos al hombre infiel llevando un 39% y dando lugar a la mujer en un 30%, esta conclusión es anotada por el estudio realizado por la entidad IPSOS. Este informativo es reflejado por una tasa de muestreo de más de 2000 participantes entre edades de 18 a 65 años, dando a conocer la sombra del ADULTERIO que nos envuelve.

Según fuentes clínicas y psicológicas, el ser humano tiende a perder esa idea del amor romántico, adquiriendo un deseo de abrazar lo prohibido y de navegar en lo indebido.

Luz Helena Gómez, psicóloga de pareja afirma que el 37% de las mismas llegan a una consulta haciendo frente a una problemática principal que es "la infidelidad" y hace hincapié afirmando que de cada tres mujeres una es infiel.

¿Qué hay de los hombres?

Un dato muy particular aparece cuando revisamos al hombre que es 64% más promiscuo que la mujer, de manera que podemos afirmar con total precisión que la influencia de cometer infidelidad en la mujer es propuesta por la necesidad del hombre, cumpliendo con el famoso dicho que anota " El hombre propone y la mujer dispone".

Es interesante comprender que el tema de ser infiel no es solo de adultos si no incluye muchas veces a los adolescentes y es creado desde su niñez al ver su hogar no formado y sólido.

¿Cómo se propaga la infidelidad?

Uno de los factores principales de la infidelidad es la "oportunidad", podemos conocer a una persona con una personalidad fiel, segura de sí misma y del amor hacia su pareja.

Sin embargo, las oportunidades son diseñadas por la "ocasión" que se presenta como fuente principal de lo prohibido.

A veces ese imán trae hacia tu ser, el poder de hacer cambiar cualquier pensamiento o sentido de pertenencia en tu relación. La monotonía, la discusión continua de pareja, la escasez de dinero y la falta de comunicación son sin duda, dardos letales para caer al abismo de la infidelidad, la cual muchas veces no trae retorno y cuerda de seguridad.

En definitiva, cuida a la persona que tienes a tu lado, conoce más de ella cada día, descubre sus cualidades, virtudes y debilidades, fortalece tu amor y no permitas que este pequeño mal entre a tu vida.

Recuerda, el amor solo crece con la comunicación para una excelente convivencia y por ultimo no uses tanto el móvil, dedica tiempo de calidad a tu pareja y verás los resultados.