Vivir en una realidadque no comprenden. Actuar para parecer que son como el resto. Estánconstantemente pensando como reaccionar ante las situaciones cotidianas del díaa día. Así es como pasan cada hora, cada minuto, cada segundo las personas quepadecen el síndrome de asperger.Esta patología se encuentra encuadrada dentro del autismo aunque por el altocoeficiente intelectual y la forma de hablar que presentan los afectados no seconsidera autismo clásico. Debido a los avances que hay en la actualidad estadiscapacidad se detecta cada vez más. En concreto afecta a entre 3 y 7 niños decada 1.000 según los datos de la Federación Española del Síndrome de Asperger.Los niños suelen presentar el problema más que las niñas debido a que tienenmayores dificultades a la hora de relacionarse.

Laterapia junto una educación adaptada es la mejor de las medicinas para estetipo de niños. Para ello es necesario utilizar las técnicas de refuerzopositivo, como los premios, y usar más apoyo visual en las aulas en lasexplicaciones. Dos métodos necesarios para llevar a cabo la inclusión educativade los alumnos asperger, según ha afirmado la coordinadora del másteruniversitario en formación del profesorado de educación obligatoria de laUniversidad Internacional de Valencia, Ana Rodríguez Martín. Y es que estádemostrado que este tipo de jóvenes procesan mejor la información a través delas imágenes, siempre y cuando las explicaciones sean positivas y no lesgeneren rechazo.

Todasestás técnicas deben de adoptarse y adaptarse a la educación de todos losámbitos en las escuelas e institutos tanto públicos como privados parafacilitar el aprendizaje.

Estas son algunas de las asuntos más reivindicadoscon motivo del Día Internacional del Síndrome Asperger. Además Martín haseñalado que aunque la edad idónea para detectar el problema son los seis años,puede saberse a los cuatro años. Momento en el que los niños ya deben presentarciertas habilidades como hablar o memorizar, ya que los chicos y chicasasperger comienzan a decir sus primeras palabras más tarde que el resto.

Laspersonas con asperger no tienen cura, con lo que deben de aprender a convivircon ellos mismo y con el mundo que les rodea. Por este motivo hay queayudarles, motivarles y explicarle todo aquello que no comprendan, porque soncapaces de realizar grandes logras con la educación adecuada. En los últimosaños personajes de series como "House" o cantantes como SusanBoyle han ayudado a lacomprensión y divulgación de esta patología.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!