La Mujer de Ortega Cano, Ana María Aldón, lleva una buena temporada en el punto de mira después de verse salpicada por las acusaciones hacia la familia Mohedano por parte de Rocío Carrasco y su inminente parte dos del documental que saldrá el próximo otoño. La madrastra de Gloria Camila y su hermano está enfrentando, a su vez, los graves menajes que ha estado recibiendo Camila en sus redes sociales y ahora, además, ha tenido que aceptar una de las sentencias que más habría estado temiendo: su juicio contra el diseñador de moda Emilio Salinas. Fue en 2018 cuando Ana María lució un hermoso vestido blanco en su boda que habría sido una colaboración y un intercambio de intereses con el diseñador.

Este simple hecho que podría haber sido beneficioso para ambos se ha acabado por convertir en un gran problema para la colaboradora que la ha llevado a juicio y que ahora al fin se ha resuelto fallando en su contra.

El vestido que ha endeudado a Ana María Aldón

Ana María habría estado hablando antes de su boda con el diseñador de moda Emilio Salinas para ver qué vestido podría lucir para ese día. Según el diseñador, le habría pasado dos vestidos de su colección con una única condición: promocionar y dar su nombre en el día de su boda, algo que finalmente no ocurrió, ya que la novia no mencionó en ningún momento al diseñador. Este hecho ha causado una gran indignación en Emilio que al poco tiempo quiso interponer una demanda contra Ana María Aldón por haberle timado y pedía un total de más de 9.000 euros.

En todo este tiempo, Ana y su familia habrían estado confiados pensando que el juicio nunca llegaría a mayores. Sin embargo, le juez acaba de hablar y, aunque ha bajado la pena, pide la cantidad de 4.500 euros.

El enfado que tiene Ana María Aldón

La noticia ha sentado como un jarro de agua fría a Ana María Aldón que no ha dudado en mostrar su enfado públicamente: "Ninguna de las pruebas presentadas por Emilio Salinas deberían de haberse tenido en cuenta durante el procedimiento", alegaba Ana dejando en claro que, desde su punto de vista, aquello nunca fue un robo o un timo, solo una colaboración".

La mujer de Ortega Cano no encuentra "justo" que se la condene por el hecho de no haber mencionado su nombre. Sin embargo, teniendo en cuenta que se trataba de un interés económico, el juez ha intercedido finalmente a favor de Salinas.

Un mal momento para la mujer de Ortega Cano

Con todo esto, Aldón estaría viviendo un momento delicado entre su familia, su hijastra y, ahora, el pago de semejante cantidad de dinero.

La colaboradora de "Viva la vida" siempre habría querido dar la cara a las polémicas que surgen en torno a ella, pero ahora no le quedaría más remedio que hacer caso a la justicia.