La ex concursante de" MYHYV" y "Supervivientes", Tamara Gorro, se ha convertido en una de las influencers más seguidas del país, después de que, hace unos años, decidiera sincerarse con todos sus seguidores y abrir un canal en sus redes sociales contando su día a día, sus inseguridades y sus anécdotas. Es a raíz de esta decisión que nos pudimos enterar que, durante algunos años, Tamara estuvo intentando aparentar que todo estaba bien, sin embargo, sus problemas para quedarse embarazada la habrían desmotivado un poco.

Fue entonces cuando se convirtió en una defensora pública de la gestación subrogada, con la que acabó teniendo a Shaila, su primera hija, y con la que pudimos saber las ganas que tenía de formar una familia.

Ahora, se ha detenido a contar a los medios un triste momento que tuvo que vivir cuando estaba a punto de adoptar a su tercer hijo y tuvieron que dar marcha atrás por supuestas irregularidades en el proceso.

Tamara Gorro y su marido se negaron a 'comprar un niño'

Tamara Gorro y su marido Ezequiel Garay, ya eran los felices padres de Shaila y Antonio, pero estaban dispuestos a dar el paso de un quinto integrante, que ya tenía nombre: Dylan. El pequeño era de Uganda y estaba dentro de un programa de adopción. "Yo lo único que quería es que fuese un niño necesitado de amor" recuerda Tamara. Pero las cosas no habrían salido como ellos pensaron ya que, después de haber recibido las fotos del pequeño, habrían comenzado las primeras irregularidades.

"Primero nos cambiaron la fecha, luego los test psicológicos, el siguiente paso era el de elegir el sexo", cuenta Tamara Gorro, que afirma que empezaban a estar desesperados por toda la tramitación, hasta que les llegó la noticia del dinero. Les habrían pedido en torno a 60.000 - 70.000 euros por la adopción. La pareja, en un primer momento, pensó que era algo normal pero, rápidamente su abogado les informó que aquello era algo injustificado.

Fue entonces cuando Tamara y Garay tomarían la decisión: "no quisimos comprar un niño".

La familia de Tamara Gorro quedó marcada por el incidente

Para Tamara Gorro y su familia fue un momento muy duro el que tuvieron que afrontar. Todos habrían estado ilusionados con la llegada de Dylan y ya contaban con él como uno más de la familia.

"Mi hija ya conocía a Dylan por fotos", cuenta Tamara en su testimonio, algo que sin duda le habría costado asumir. Desde entonces, Tamara ha querido centrarse en su familia, pero en cuanto ha tenido la oportunidad, ha aprovechado para contar su historia e informar de las irregularidades que se pueden presentar ante un proceso de adopción como el suyo.

Tamara Gorro siempre ha querido tener una gran familia

La influencer ha dejado claro, en todos estos años, que su familia es lo más importante para ella y que su sueño habría sido tener una grande y llena de niños. Sin embargo, parece que este incidente con la adopción le habría obligado a tomar distancia con el tema y, aunque no se cierra a tener más hijos en un futuro, parece querer centrarse en Shaila y Antonio, ahora que aún son pequeños.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!