Hace pocas semanas Raquel Mosquera, la ex mujer de Pedro Carrasco, dejó a todo el mundo muy preocupado por su salud después de haber vivido un brote psicótico que ha terminado con su ingreso en el Hospital de Puerta del Hierro. La peluquera y celebrity llevaba ya varias semanas en el foco mediático tras el estreno en Telecinco de la serie documental de Rocío Carrasco, "Rocío, contar la verdad para seguir viva".

Su aparición en los medios por su relación indirecta en la vida de Rocío Carrasco habría terminado por poner entre las cuerdas a Raquel Mosquera que, desde hace algunos años, ha sido diagnosticada con trastorno bipolar.

Su pareja, Isi, no se ha separado de ella en todos estos días y al fin ha compadecido ante la prensa para informar sobre cómo está Raquel.

Raquel Mosquera ingresada

La presión habría jugado en contra de Raquel Mosquera en todos estos días y, después de su historial clínico, haber removido el pasado con un testimonio tan duro como el de Rocío Carrasco, podría haber sido la gota que habría colmado el vaso, provocando en Raquel una crisis psicológica que ha terminado por llevarla al hospital. Raquel se encuentra en el Hospital Puerta del Hierro en Madrid desde hace varios días. Todo el mundo se preguntaba qué habría sido de ella y finalmente ha acabado siendo su pareja sentimental quien ha informado de su actual estado.

El novio de Raquel Mosquera habla

Desde hace tiempo, Raquel Mosquera comparte vida con su pareja Isi, que se ha convertido en uno de sus grandes apoyos. Isi conocería el historial de Raquel, por lo que habría estado a su lado en todos estos días de hospital y, finalmente, ha salido para tranquilizar a los seguidores de Raquel: "está muy bien", "pronto la veremos" afirma.

Isis ha sido muy escueto en su intervención, pero ha querido trasmitir tranquilidad, asegurando que Raquel se estaría recuperando de este percance.

El trastorno de Raquel Mosquera

Los problemas psíquicos de Raquel Mosquera fueron diagnosticados por primera vez en 2006, solo unos años después de la muerte de Pedro Carrasco. En aquella ocasión también tuvo que estar ingresada por esta condición, y fue desde entonces cuando supo que se trataba de un trastorno bipolar por el que tendría que iniciar un tratamiento.

En todo este tiempo, Raquel habría intentado mantenerse estable y no exponerse a situaciones que desencadenasen brotes.

Fue en el 2016 cuando tuvo otra recaída que la llevó de nuevo a ser ingresada. Y es que este tipo de episodios disociativos de la realidad, tienden a producirse ante situaciones de estrés prolongado. Para Raquel Mosquera, haber tenido que recordar a través del documental de Rocío todos los momentos que fue pareja del exmarido de la Jurado y haber oído a Carrasco hablar mal de su padre, habrían sido razón de más para volver a activar este trastorno que, desde hace tiempo, estaría condicionando su vida.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!