No han pasado ni siquiera siete días desde que comenzase la presente edición de 'Supervivientes' y los espectadores ya han podido ser testigos del primer amago de abandono por parte de una de sus concursantes, Melyssa Pinto, una de las favoritas para ganar el concurso. La catalana sorprendió a todos manifestando su intención de abandonar el reality después de ser castigada por la dirección del concurso al no respetar las normas del juego de recompensa de la noche. Entre lágrimas, la influencer insistía a Carlos Sobera que, de pasar a vivir con los 'encallados', prefería marcharse.

Una reacción que no convenció a la audiencia.

Melyssa Pinto, favorita para ganar la edición

Desde el inicio de 'Supervivientes 2021', es más, desde que se hizo pública su participación en el reality de supervivencia, Melyssa Pinto ha figurado en la mayoría de apuestas para hacerse con el premio final del certamen. Tanto es así que ya se le ha comparado con otra ganadora como Sofía Suescun. La audiencia le tiene mucho cariño a raíz de su tormentoso paso por 'La isla de las tentaciones 2', donde fue engañada por su ex novio Tom Brusse, también participante de la presente edición de 'Supervivientes'. Sin embargo, este apoyo se vio incrementado durante el pasado jueves, cuando la catalana hizo gala de ser una auténtica superviviente, protagonizando uno de los mejores saltos desde el helicóptero del programa y luchando hasta el final en la primera prueba de recompensa, convirtiéndose además en la primera líder.

La 'trampa' de Antonio Canales salpica a Melyssa

Sin embargo, el camino de rosas que estaba suponiendo para Melyssa su paso por la isla llegó a su fin este pasado martes. La dirección propuso a los concursantes un nuevo juego de recompensa, pero antes de participar en el mismo debían de vetar cada uno de ellos a un compañero, que no solo no podría disputar el juego, sino que tampoco podría disfrutar de la recompensa.

Casualmente todos los participantes optaron por dar su voto a Antonio Canales, argumentando que estaba lesionado y que no iba a poder ser un apoyo real para conseguir el premio. Mientras tanto, este optó por votar por Melyssa, partiendo de la base de que sabía que no iba a ser votada y alegando que era la líder y se encontraba muy fuerte.

Hasta aquí todo normal, pero la dirección se percató de que el bailaor había pactado la votación en pleno directo con sus compañeros, por lo que a modo de castigo tuvo que participar en la prueba y, por ende, fue la influencer la vetada de la noche.

Melyssa amenaza con abandonar el programa

Mientras los concursantes disputaban el juego en otra isla, Melyssa se dirigió hasta el Barco Encallado, lugar en el que habitan los 7 famosos que aún no se han convertido en participantes de pleno derecho, entre ellos Alexia Rivas. Cuando llegó allí, la catalana era un mar de lágrimas, ya que pensaba que, a consecuencia de la 'trampa' de Canales, ella iba a pagar los platos rotos e iba a formar parte de los habitantes del barco.

Fue entonces cuando la influencer mostró una actitud que no convenció al público que la veía ganadora ni tampoco a algunos colaboradores de plató. "Me voy. No me voy a subir ahí. Prefiero abandonar. Es injusto", expresaba la ex novia de Tom Brusse. Sin embargo, todo quedó en un susto y Carlos Sobera terminó explicándole su verdadera función en el Barco Encallado, que no era otra que arrebatar a sus compañeros todas las pertenencias que pudiera durante dos minutos y regresar con ellas a la isla del Pirata Morgan.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!