Lydia Lozano se sometió a una delicada operación en sus cervicales, durante la semana pasada. La intervención quirúrgica fue larga y algo complicada, pero afortunadamente ya se está recuperando. Sin embargo, Jorge Javier Vázquez explicó el lunes de esta semana que la recuperación de su amiga y compañera no ha sido tan rápida. El equipo de trabajo del 'Deluxe' la esperaba durante el pasado domingo, pero todavía Lydia sufre unos fuertes dolores, que le han impedido su reincorporación al trabajo.

Sin embargo, visiblemente cansada, Lydia Lozano apareció por medio de una videollamada en el programa ‘Sálvame’ para hablar sobre su estado de salud.

Lydia reconoció “pues estoy chunga”. Sin embargo, la periodista comentó cómo fueron sus días en internada en el hospital, “estuve allí durante dos días, pero decían que yo había salido, porque ya estaba bien”. Explicó que en estos días en los centros hospitalarios, los sanitarios procuran que los pacientes se vayan pronto debido al coronavirus. “Normalmente uno se pone una batita muy mona, y uno anda por los pasillos. Pero allí, no se veía a nadie”. Lydia explicó que todo el mundo permanece recluido en sus habitaciones y no los dejan salir.

Una dura operación para Lydia

La intervención de Lydia no fue fácil, la colaboradora explicó que los doctores la encontraron mucho peor de lo que esperaban.

Lydia ha dicho que sus cervicales estaban todas muy pegadas, lo que le estaba aplastando la médula. Esta enfermedad le ha ocasionado algunas incomodidades, “aún sigo teniendo el sistema nervioso afectado, todavía siendo hormigueo y además no puedo escribir”.

Afortunadamente, en estos días fuertes, Charly no se ha separado del lado de Lydia y se ha convertido en su valioso apoyo.

Y su papel está siendo muy determinante en la recuperación. Su amoroso marido se está encargando de hacerle diariamente sus curas. Lydia ha explicado que los doctores le dijeron, “vete a casa, para que Charly te haga las curas”.

Lydia continuará con su reposo médico en casa

Lydia confesó que en todo momento ha estado siguiendo las recomendaciones médicas, pero prefiere continuar su reposo en casa.

Si llego a caerme en el plató o me golpeo con un coche me explicaron que no iba a salir nada bien”. Lydia dijo que los doctores no estaban de acuerdo en que ella trabajada el domingo. Le informaron que no puede ponerse tacones, ni lavarse el cabello. Igualmente, le advirtieron que los dolores podrían ser inmensos. A lo que Lydia admitió que sentía un fuerte miedo de quedarse discapacitada en una silla de ruedas.

Lydia recordó el comienzo de los síntomas que le afectaron su rutina. Explicó que cuando se estresaba no se sentía sus manos y durante las noches no podía ni siguiera sostener un libro: “era horroroso”. Pero afortunadamente, la intervención fue un éxito y si todo marcha bien, la colaboradora podría volver el próximo jueves a ‘Sálvame’.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!