Como cada jueves Telecinco emitió anoche un nuevo episodio de la tercera edición de 'La isla de las tentaciones'. Esta nueva entrega dejó a los espectadores boquiabiertos, ya que además de las infidelidades entre las Parejas, también se produjo una traición entre dos participantes, Lola y Lucía.

Lucía revela el acercamiento entre Lola y Carlos

El episodio anterior finalizó con las imágenes del acercamiento entre Lola y Carlos mientras Lucía dormía. Este encuentro entre los dos participantes no gustó nada a la gaditana, que tras despertarse comentó lo ocurrido con todas sus compañeras.

Por su parte, Carlos confirmaba que ocurrió algo con Lola, pero la novia de Diego insistía en que ella no había hecho nada y pedía al sevillano que no siguiera difundiendo el rumor. A pesar de ello, y viendo que toda la casa comentaba lo ocurrido, dando de lado a los protagonistas, Lola decidió hablar con todos en la piscina para zanjar la polémica, confesando que sí había ocurrido algo con Carlos.

La reacción de Lucía: 'Me ha tomado el pelo'

A Lucía, novia de Manuel, le molestó mucho que Lola y Carlos no le avisaran y así se lo hizo saber a ambos. "La próxima vez me echas de la habitación para no hacer el ridículo porque bastante ridículo estoy haciendo ya", espetaba a su compañera.

A pesar de haber aclarado lo sucedido, para Lucía este episodio significa un antes y un después en su amistad con Lola, ya que considera una traición el hecho de que su mejor amiga en la villa se haya acercado al tentador que le interesaba a ella.

Para la gaditana, Carlos tampoco ha sido claro, ya que cree que tenía citas con ella porque no había otra y cuando se ha quedado libre la que sí le gustaba, ha ido a por ella. "Para mí lo que significa es que me ha tomado el pelo".

Lucía no se fía de Lola

Lola y Lucía eran inseparables en 'La isla de las tentaciones 3'. Dormían juntas y eran el paño de lágrimas la una de la otra.

Sin embargo, el último acercamiento entre Carlos y Lola no ha sentado bien a la gaditana, que afirmó a sus compañeras que no confía en ella.

"Lo mismo me pega una puñalada trapera, que a los cinco minutos me dice 'perdón, no quería hacerlo'", confesaba a Lara y Marina, quienes también creían que la actitud de la novia de Diego no había sido la más acertada.

De hecho, Marina fue la encargada de explicar a Sandra Barneda lo ocurrido entre Lola y Carlos cuando esta acudió para comunicar que uno de los chicos había pedido la hoguera de confrontación.

Además, este acercamiento con Carlos también a perjudicado a Lola con el resto de sus compañeros, ya que al volver de la hoguera se confesaba con Rubén y admitía querer irse del concurso. "No pinto nada, ya nadie me traga aquí", explicaba al soltero.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!