La joven y exitosa influencer, Laura Matamoros, hija del también conocido, Kiko Matamoros y sobrina de la popular modelo Mar Flores, ha querido contar un episodio que ha marcado su vida en relación a un tema de salud por el que ha estado muy preocupada y angustiada.

Laura Matamoros se sincera con sus seguidores

Este capítulo, nada agradable para la joven, ha ocurrido hace algo más de un año, en diciembre de 2019, pero ha sido ahora cuando la sobrina de Mar Flores ha querido contarlo abriéndose en canal, protagonizando de esta manera un momento sincero, profundo y muy humano.

La influencer ha mostrado con esta aparición en sus stories de Instagram un lado humano y vulnerable, por lo que sus fieles seguidores no han tardado en responderle y mandar a la joven muestras de apoyo y cariño.

Durante sus stories, Laura Matamoros, relató que pasó unos momentos críticos y cargados de angustia hasta que los médicos, finalmente, le dieron un diagnóstico sobre su enfermedad. La influencer cuenta que decidió ir al oftalmólogo ya que llevaba un tiempo sufriendo dolores y vibraciones en la zona del ojo y de la nuca.

Laura cuenta que había que descartar un tumor cerebral cuando acudió al médico

La hija de Kiko Matamoros y Marián Flores, padece un glaucoma de tensión baja pero antes de este diagnóstico sufrió momentos de terror y angustia; ya que, en un principio, los médicos que comenzaron a tratarla la derivaron de urgencias para realizarle un TAC.

Cuenta que había que descartar un tumor en la cabeza, además de una esclerosis múltiple lo que hizo uno de los peores momentos de su vida, según cuenta la ´influencer´, el ´peor día´ de su vida.

Por fortuna, Laura Matamoros, no padece ningún tumor en la cabeza ni esclerosis múltiple pero sí otra enfermedad: glaucoma de tensión baja.

La popular influencer, ganadora de la edición cuatro de 'Gran Hermano Vip', cuenta que tiene dañado el nervio óptico teniendo una visión muy pobre ya que de la mitad del ojo hacia abajo apenas tiene visión, un 20% ha comentado en sus redes sociales.

La influencer padece una enfermedad similar a su padre, Kiko Matamoros

Durante la publicación de sus stories de Instagram, Laura estuvo en todo momento muy tranquila y relajada.

La joven ha querido contar esta terrible experiencia que ha pasado como algo normal, aconsejando a sus seguidores sobre la importancia que debemos darle a la salud; en este caso la salud ocular, ya que el glaucoma es una dolencia que puede resultar dañina para la visión. Su padre, el colaborador Kiko Matamoros, padece una enfermedad ocular similar a la de su hija Laura. Kiko explicó en su día cómo se encontraba y el miedo que tenía por perder la visión.

Cada vez es más común ver la cara más humana y vulnerable de influencers y personajes de la vida pública enseñando que son iguales que las personas anónimas. Sus consejos, como ahora ha hecho Laura Matamoros, para prevenir o estar alerta ante una posible enfermedad son siempre bien recibidos por los seguidores.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!