Belén Esteban ha sorprendido a sus compañeros de Sálvame al aparecer en el programa a través de videollamada confesando que no ha podido acudir a su puesto de trabajo al haber tenido un aparatoso accidente en su domicilio de Paracuellos del Jarama.

La ex de Jesulin de Ubrique y madre de Andrea Janeiro cuenta a Jorge Javier lo sucedido

La colaboradora ha querido dejar claro que la caída la sufrió el pasado sábado dentro de su domicilio y que no ha sido causada por la gran nevada que cayó en Madrid y alrededores provocada por la borrasca 'Filomena'. Belén ha manifestado que la aparatosa caída fue por culpa de unas zapatillas que llevaba puestas, que resbaló y cayó por una escalera haciéndose un daño terrible en la rodilla.

En un principio no le dio importancia, pero con el paso de las horas, sintió que el dolor no se le calmaba e incluso iba a peor. Por las inclemencias del tiempo, Belén ha manifestado que no pudo acudir al hospital.

Ha sido el pasado lunes cuando por fin pudo trasladarse a un centro hospitalario y tras hacerle varias pruebas, el médico especialista le ha comunicado que padece un esguince de rodilla con afección al ligamento y al menisco.

La apodada 'Princesa del pueblo' tendrá que ausentarse de Telecinco al menos una semana

Belén ha comunicado a Jorge Javier y al resto de los colaboradores que el médico le ha dado la baja y de momento tendrá que estar en reposo en su domicilio por lo menos una semana. Hace escasos días que Anabel Pantoja se incorporaba al programa después de sufrir una caída al estar practicando surf en Canarias que la ha mantenido alejada del plató de Sálvame durante más de tres meses.

Cabe recordar que entre las colaboradoras existe una bonita amistad y que por causas del destino aún no han podido verse.

Belén Esteban ha dado las gracias a Mila Ximénez y a Kiko Matamoros por preocuparse por ella

La madre de Andrea Janeiro ha aprovechado la oportunidad de entrar en Sálvame para dar las gracias a Mila Ximénez y Kiko Matamoros por preocuparse por ella el pasado viernes cuando la borrasca 'Filomena' les pilló a todos en el plató del programa y tuvieron varios problemas para llegar a sus respectivos domicilios.

La protagonista ha explicado al presentador que un coche de producción logró dejarla en su domicilio y que sintió verdadero miedo durante todo el trayecto. Mila y Kiko, que viajaban en otro vehículo distinto al de ella, no dejaron de llamarla para que se calmara, ya que iba llorando todo el camino y muy nerviosa por las condiciones meteorológicas en aquel momento que dificultaba enormemente la conducción por la gran nevada.

Cabe recordar que la protagonista no reside en Madrid capital lo cual era un riesgo mucho mayor.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!