Violeta Mangriñán se ha convertido en uno de los rostros más recurrentes de Telecinco. Su fuerte carácter y sus sólidas opiniones han provocado que la valenciana se gane un sitio como comentarista en Telecinco y un canal propio en MTMAD, la plataforma digital de Mediaset. Esta semana la valenciana ha querido relatar como está sufriendo con algo que ella ha denominado su 'talón de Aquiles'.

Vuelve a sufrir Trastornos de Conducta Alimentaria

El pasado mes de abril, la influencer abría su corazón para comentar su episodio más traumático: su experiencia con la anorexia. Mangriñan dejaba claro que esos problemas habían quedado en el pasado, hasta ahora.

Violeta ha querido explicar que con la desescalada el su problema alimenticio volvió a aparecer. La colaboradora explica que durante el confinamiento su salud alimenticia estuvo en perfecto estado, sin embargo, cree que ahora su salud se ha vuelto a descontrolar: "Intento comer sano de lunes a domingo, pero un día me salto la dieta, y esos días que lo hago me siento muy mal hasta el punto en el que, después, me tiro dos o tres días sin comer". La influencer sufre mucho con esta situación y quiere poner remedio.

Fabio muy preocupado con su problema

Violeta ha dejado claro que su mayor apoyo es su pareja, Fabio. Según sus propias palabras, el ex-superviviente le sugiere constantemente que debería ir a un especialista para que le ayudase a superar este problema.

No obstante, Mangriñán ha confesado que Marta López, novia de Kiko Matamoros, también la ha ayudado mucho en estos tiempos. Marta también ha contado en público que sufrió el problema que ahora está viviendo Violeta. "Necesito gente que me entienda y Marta me ayuda mucho. Ella me ha dicho que se me va, pero es que me siento tan mal al día siguiente…", cuenta una emocionada Violeta a la cámara.

Un mensaje de optimismo

No obstante, en la parte final del vídeo, Mangriñán deja claro que es consciente de su problema y que se va a tratar en Madrid con una psicóloga especializada en TCA, ya que por la pandemia no se puede desplazar a Valencia, dónde está su psicóloga habitual. Finalmente, Violeta quiere dejar claro que es consciente de su problema: "No soy una enferma terminal ni mucho menos, pero sí tengo un problema, y el primer paso para solucionarlo es reconocerlo".

La colaboradora tiene claro que tendrá que luchar contra este problema toda su vida y que lo conseguirá, ya que es una Mujer muy fuerte.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!