Tras la exclusiva de Carmen Borrego en la revista Lecturas, este sábado en ‘Viva la Vida’ Emma García tenía una charla con ella, tratando sonsacarle más información, pero Carmen se sentaba con cara de pocos amigos, sin dejar a Emma preguntarle, porque ella, al más puro estilo de: ’yo he venido para hablar de mi libro’, insistía en querer ir por libre, aclarando lo que le viniese en gana.

Carmen Borrego, consigue irritar a Emma García

Los tira y afloja se sucedían, con una Carmen atrincherada en contar lo que le venía en gana, haciendo caso omiso a las preguntas de la presentadora, que, si bien trataba de mostrarse conciliadora con ese talante dulzón que exhibe normalmente, acabó irritándose al ver que Carmen Borrego tiraba balones fuera y se negaba a responder a sus preguntas: ‘Yo pregunto lo que me dé la gana, ¿te puedo preguntar? Solo quiero que lo aclares sin entrar en detalles’, Pero la colaboradora no solo no contestaba, sino que entró en un bucle del que no parecía dispuesta a salir.

La tensión iba en aumento con Carmen diciendo que ella no iba a hablar, que había cosas poco tolerables y que nunca había hablado de su separación y no lo iba a hacer y Emma le insistía: ‘sabías la repercusión que ibas a tener y me encantaría escucharte, solo quiero que lo aclares sin entrar en detalles’, pero Carmen seguía mareando la perdiz y torcía el gesto cuando la presentadora le decía si había perdido la custodia de sus hijos, insistiendo que los respeta y que por eso no iba a decir nada, a lo que Emma contestaba intentando suavizar un poco la situación: ‘puedes pensar que tengo algo en tu contra, pero nada más lejos de la realidad’.

Y Carmen Borrego enrocada en hacer como que el tema no iba con ella, que siempre había estado capacitada para cuidar de sus hijos, que nunca había llegado a su trabajo como directora en malas condiciones y que no tenía nada turbio en su pasado, pero que se había atacado a su honor y a su intimidad y que pensaba tomar medidas.

Emma recrimina a las hermanas Campos su falta de profesionalidad

Terelu Campos, sentada junto a su hermana, dejó de ejercer de convidado de piedra intentando zanjar la espinosa cuestión de la pérdida de la custodia de los hijos de su hermana, cambiando de tema a lo que Emma en tono jocoso le espetaba: ‘es que habláis de lo que os da la gana, os lo digo de verdad’.

Y en estas se dio paso telefónicamente a Amador Mohedano, otro de los ‘enemigos’ de Las Campos, metidas como están en defender contra viento y marea a su ‘hermana’ Rocío Carrasco’.

Terelu y Carmen parecían dos máscaras de cera, mientras hablaba Amador y se negaban a hacer cualquier comentario y por ello el hermano de Rocío Jurado las increpaba diciendo que, si no iban a hablar de nada que hacían en plató, momento que aprovecho Terelu, seguida de Carmen para decir que abandonaban el plató y que ‘ese señor’ no tenía que meterse con su trabajo, ni decirles lo que debían hacer.

Emma García llevada al límite las acusaba de falta de profesionalidad: ‘Puede sentar bien o mal lo que te digan, pero levantaros e iros… Nadie ha cuestionado vuestro trabajo, solo ha dado su opinión’. Y las Campos, como corderitos, pero con el aire altivo que es marca familiar, se sentaban nuevamente en sus sillas, seguramente avisadas por el pinganillo que de no hacerlo no iban a cobrar.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!