El humorista Dani Rovira con su característico humor y alegría dio hace pocos días una de las noticias más alegres y su vida y es que informaba que tras 8 sesiones de quimioterapia, los linfomas que había en su cuerpo por fin habían desaparecido y ya podía empezar el nuevo tratamiento de radioterapia que le quedaba por delante. El actor ha querido compartir su proceso a través de las redes sociales pero no ha sido hasta en una entrevista concedida para la cadena SER con Juan Carlos Ortega cuando se ha decidido a contar cómo descubrió que padecía cáncer.

El actor comparte la foto con un mensaje muy positivo para los enfermos de cáncer

Dani Rovira cuenta que se notó un sospechoso bulto por encima de su clavícula izquierda y que tras consultar a varias personas cercanas le recomendaron visitar a un especialista. Desde ese momento y rápidamente comenzó con la quimioterapia. Sus visitas al hospital comenzaban a las 9:00 y terminaban sobre las 15:30, que hacía amistad con las personas que estaban allí y que le ha agradecido mucho el trabajo a los sanitarios.

Ahora ha compartido la última fotografía que muchos medios han calificado como dura y sobrecogedora debido a que está en lo que parece una sesión de radioterapia en un hospital, vestido con el atuendo propio y el hashtag 'siemprefuerte'.

Hace muy pocos días compartía a través de sus redes sociales que había terminado la quimioterapia con una divertida instantánea y que ahora solamente le queda la radio y que quizá para mediados de agosto habrá terminado el tratamiento.

En esta imagen da un mensaje acerca de la fortaleza, dando a entender que pese a los complicados momentos que está atravesando no puede rendirse nunca.

Cuenta que ya se encuentra en lo que sería la última fase y que la que le ha tocado no es la peor, que se puede mover un poco y qué hace treinta años tendría que ser mucho más incómodo, que ahora son solamente diez minutos en los que apenas puede ni siquiera tragar mientras está anclado, con acelerador en su cuerpo para recibir la radio.

En una entrevista cuenta cómo estaba siendo su vida en estos meses

A pesar de toda esta situación que le ha tocado, y en un momento de crisis sanitaria en el país, el actor de 'Ocho apellidos vascos' no ha perdido el sentido del humor ni la alegría en ningún momento. De hecho hace bastante uso del buen humor para referirse a que su vida de ahora es vampírica, ya que no puede recibir el sol de ninguna manera.

También ha hecho hincapié en que, en estos meses de tratamiento, ha querido hacer un cordón sanitario para así recibir cosas agradables y que durante estos meses solamente le ha apetecido ver películas cómicas, pese a que su cine preferido es el de terror.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!