Ana María Aldón ha cumplido su promesa en Supervivientes 2020’. Tras habérsela jugado en una prueba, donde recibiría como recompensa tres sabrosos cocidos, la mujer ha decidido dejarse rapar por sus compañeros en la isla, en directo. Con Jorge Javier Vázquez como presentador del hecho, quien narraba que Aldón se convertiría en la teniente O’neil.

El días pasados, Ana María Aldón habría aceptado el reto de raparse con el fin de recibir una espectacular recompensa, tres exquisito cocido. La recompensa requería que la concursante dejara su cabello con apenas 15 milímetros de largo. Algo que resulta muy difícil para cualquier mujer, pero ante las condiciones de supervivencia de la isla, todo es válido.

Los compañeros de Ana María Aldón en el concurso, le han ayudado a cortarse el cabello en directo

Los mismos compañeros le han cortado el cabello durante la transmisión de la gala, Rocío Flores, Barranco y Hugo han sido los principales protagonistas del legendario momento, donde se ha reconocido que ha sido el mejor del reality en cuanto a diversión grupal dentro del concurso. Ana María Aldón ha recordado que su marido Ortega Cano se ha cortado el cabello muy corto, al igual que su hijo. Por su parte, ella se considera una mujer de palabra, por lo cual se sometió al primer tijerazo, el cual acabo con la cola, arrancando apenas la transmisión de la gala.

Aprovechó la oportunidad para dejar claro que lo hacía porque necesitaba el alimento y energías para seguir.

También le envió un mensaje a Gloria Camila, donde le pedía que al salir del concurso, le guardara al menos cinco pelucas de su gusto.

La decisión final de Ana María de raparse se la dedicó a su marido

Cariño, va por ti… fueron las palabras de Aldón mientras recibía el cabello cortado y bromeaba sobre la situación con bastante humor.

Durante la transmisión de la gala, se fue reduciendo el largo del cabello, pero Jorge Javier la animaba, diciéndole que estaba muy guapa, en fin, todo con mucho humor y risas. Contra cada observación jocosa por parte del presentador Jorge Javier, ella respondía de la mejor manera, alegre. Agregando un ingrediente extraordinario, pues Ana María Aldón estaba siendo rapada completamente por un hombre en taparrabos, algo que marca un punto bastante importante en la historia del corte de pelos.

Ana María demostró ser una mujer de palabra y lució un cabello muy corto sin miedos, dejando ver su valentía y responsabilidad. La situación en la isla tras doce semanas de concurso no es nada fácil y sus participantes se ven en la necesidad de hacer cosas inesperadas, como la ocurrida con Ana María. Faltan pocas semanas para el final, y muchos se preguntan si habrá algún otro reto o prueba de tales magnitudes con alguno de los participantes que quedan.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!