La influencer Tamara Gorro no está pasando su mejor momento y ha preocupado a sus seguidores por su estado de salud. Según ha confesado la ex-tronista de “Mujeres y hombres y viceversa” aseguró en sus redes sociales que no podía ni siquiera tenerse en pie. Y se asustó. La joven llevaba varios días desaparecida de las redes cuando es una persona muy activa en ellas y ha confesado que estar tantos días encerrada en casa le ha jugado una mala jugada.

Este domingo ha sido un día muy especial para la influencer, pues era el día en que su marido terminaba su aislamiento

Hay que recordar que su marido, el jugador del Valencia, Ezequiel Garay, dio positivo en Coronavirus y la pareja ha vivido separada desde entonces.

El jugador ha estado dos semanas en una habitación recuperándose. Pero, la joven ha sufrido un verdadero bajón de su estado de salud y lo ha resvelado, a través de su perfil de Instagram, donde ha desvelado que no lo está pasando bien.

Durante la noche del domingo empezó a encontrarse muy mal, el día antes no podía ni tenerse en pie y el domingo tampoco, ha confesado la colaboradora de televisión quien está confinada en su residencia en Valencia con la única compañía a través de las videoconferencia de su marido.

Al parecer, sus síntomas no tienen nada que ver con el coronavirus, sino que la influencer habría sufrido algo similar a la ansiedad por estar quince días encerrada en casa. La joven reconoce que se siente muy cansada y sufre la sensación de que le falta el aire, como si sufriera ansiedad.

Seguramente, todo lo que está viviendo unido al hecho de estar encerrada en casa… le haya provocado ansiedad y el mal estar que ha sufrido. Sus seguidores se han preocupado mucho por ella.

Estar tanto tiempo lejos de sus hijos, con su familia en cuarentena y sin la rutina habitual le ha provocado un problema de ansiedad

Dejando de lado todo esto, la influencer ha querido mostrar su imagen más positiva y ha asegurado que después de llevar a cabo una cura de cama va a estar más fuerte que nunca.

Lo que va a hacer es hacer un esfuerzo para poder tranquilizarse, dar el descanso a su cuerpo que necesita y ver como va evolucionando todo. Está segura que en unas horas va a estar como nueva y dando mucha guerra.

Ahora que Garay está completamente recuperado, tendrá que hacer de enfermero de su mujer. A lo largo de estos quince días, la influencer ha cuidado a su marido y se ha separado de sus hijos para evitar más contagios, un hecho que le ha provocado una sensación de vacío al echarles mucho de menos pues nunca habia estado tanto tiempo lejos de sus pequeños. Sin duda, seguramente, ha sido un bache de salud por todo lo que ha vivido a lo largo de estos días.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!