Carlos Sobera ha tenido mucho trabajo en la última gala de “Tierra de Nadie”: no solo conducir la gala, parar los pies a Avilés y, para terminar, enviar una indirecta a Adara. La ganadora de “Gran Hermano VIP 7” estaba completamente ilocalizable durante una noche que iba a ser muy especial para su madre, Elena, que sigue en la isla.

Nada más empezar la gala, se hacía un llamamiento a Adara para que entrase en directo en el programa

Carlos Sobera explicó a la audiencia que la productora llevaba todo el día intentando localizar a la joven para que entrase, en directo, a hablar con su madre. Pero, les fue imposible hablar con ella, estaba ilocalizable.

La gran pregunta de la noche era “¿Dónde se ha metido Adara?” Nada más empezar la gala el propio presentador le pedía a Adara que se pudiera en contacto con la productora o que contestase a las llamadas que le estaban realizando para poder entrar en videollamada al espacio.

Elena sigue nominada en una semana que está siendo complicada para ella y no ha logrado ser salvada a lo largo de la Ceremonia de Salvación (la audiencia prefirió salvar a Jorge Pérez y siguen en la fila de la navaja: Fani, Elena, Yiya y Hugo).

El programa esperaba que Adara tuviera un papel fundamental durante la gala y no pudo ser

Adara tendría que haber pisado el plató como defensora de su madre, además de estar previsto que desde allí hiciera una videollamada con su madre para darle ánimos.

El presentador aseguraba que Adara no se ponía al teléfono, no estaba cogiendo las llamadas. Justo en una noche en la que su madre la necesitaba.

A pesar de que la joven iba a tener un papel muy importante durante la noche, no quiso coger el teléfono a la productora por lo que no pudo hablar con su madre ni defenderla en directo en una semana que es decisiva en su trayectoria en el programa.

Lo más misterioso fue que la propia Adara, que suele ser muy activa en las redes sociales, no ha querido comentar absolutamente sobre el programa y sus últimos stories se grabaron durante el mediodía (curiosamente, pidiendo la salvación de su progenitora). Tras esto, Adara subió una misteriosa fotografía en la que ponía un misterioso mensaje “SO-LA”.

Y no se sabe nada más.

Casualmente, hace siete días el propio Carlos Sobera le tuvo que dar un toque de atención y, ahora, ha tenido que explicar que el programa no tuvo opciones a la hora de contactar con ella durante todo el día. Para terminar la gala, Carlos enviaba otro mensaje a la joven explicándole que si hubiera cogido el teléfono hubiera entrado en directo y habría defendido a su madre, que lo necesita. Y la pregunta estaba en el aire: ¿por qué la joven no ha respondido a estas llamadas?

Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!