La pandemia mundial del coronavirus ha afectado a muchas personas y parejas, manteniéndolos encerrados en confinamiento. En ocasiones, miembros de la misma familia se ven obligados a separarse para evitar posibles contagios entre ellos mismos.

La colaboradora de ‘SálvameBelén Esteban, es una de las afectadas, pues ha revelado que su marido Miguel Marcos se ha tenido que ir a otra casa, ante el riesgo de un contagio por el COVID-19.

Miguel Marcos, marido de Belén Esteban, trabaja en el campo sanitario

Miguel es trabajador en el Servicio de Emergencias y se encarga de conducir uno de los vehículos encargados del transporte de médicos y enfermeros que atienden a las personas de Paracuellos del Jarama.

Tal situación lo hace vulnerable al virus, que ha alcanzado a 94.417 personas en el país, la cifra de fallecidos supera los 8.000 hasta el momento.

Debido a esa situación, la pareja decidió alejarse para evitar el mínimo riesgo. Y así lo ha contado la misma Belén en ‘Sálvame’, donde ha compartido con la audiencia su receta de huevos rellenos, y algunos de sus secretos culinarios; donde también expresó que se sentía afortunada por su pareja, agradeciendo y saludando a sus compañeros de trabajo de la policía de Paracuellos de Jarama.

Belén Esteban padece de diabetes, lo cual la hace vulnerable

Belén Esteban ha dicho que entra en el grupo de personas con más riesgo, por lo que Miguel se ha ido hace 12 días a su propio piso.

Ha dejado claro que él no tiene el virus, y tampoco ninguno de sus compañeros, pero es mejor evitar riesgos ya que ellos constantemente están con personas que sí tienen el virus. Además su condición de diabética, la convierte en una persona altamente vulnerable ante el coronavirus.

Aunque se mantengan separados, Miguel la visita una o dos veces a la semana, para confirmar si necesita algo.

Aunque no ingresa a la vivienda, lo más importante es ese contacto que mantenga la llama en su relación tras la crisis sanitaria que atraviesan.

Belén Esteban se encuentra muy contenta por la labor de su marido

El orgullo embarga a Belén, quien agradece y admira el trabajo de los sanitarios y policías en Paracuellos, y aunque no ha llorado, sí lo echa de menos.

Pero afirma que volverán a estar juntos próximamente. Y es que aunque la crisis ha afectado duramente a muchas personas, ella se ha mostrado optimista, relató que ella tiene su rutina diaria y es muy activa.

Aunque con los días han bajado los ánimos, ella considera que es mejor mantenerse en casa y evitar estar ocupando una cama. Por lo cual disfruta de sus actividades en la cocina y espera reunirse más pronto que tarde con su marido.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!