Maite Galdeano siempre se ha caracterizado por ser mucho más crítica con Cristian que con Sofía (su ojito derecho). Pero ahora las cosas han cambiado. La polémica colaboradora de televisión ha reconocido que, ahora, sí está orgullosa de su hijo desde que está en la isla de Honduras. La madre de Sofía ha querido dar la cara por su hijo, un gesto muy poco habitual en ella después de pasarse meses criticando su forma de vida o su actitud.

Cristian se fue a vivir con su padre a los 16 años y dejó de tener contacto con Maite

Maite jamás ha escondido que su hija favorita es Sofía Suescun, pero la participación de su hijo varón, Cristian, en Supervivientes 2020” ha provocado un cambio sustancia en la de Pamplona.

No solo le está sirviendo para conocer una forma de ser de Cristian que no conocía y, también, para ver una actitud en su hijo que sí le gusta. Hay que recordar que la vida de ambos no ha sido nada fácil: cuando Maite se divorció del padre de sus hijos, el joven tomó la decisión de irse a vivir con su progenitor a los 16 años de edad, lo que provocó un gran distanciamiento entre ambos y que les ha llevado a protagonizar fuertes enfrentamientos en los platós de televisión.

Fue el propio Cristian quien hizo públicas las grandes diferencias que existían entre él y su madre

Según el joven, Maite siempre ha hecho grandes diferencias entre sus dos hijos por un tema: el dinero, algo que para él era tremendamente doloroso.

Antes de viajar a Honduras, el joven reconocía que necesitaba el cariño, el aprecio y sobre todo el apoyo de su madre.

A pesar de que se criaron por separado, el joven tiene muy claro que siempre contará con el apoyo y el cariño de su hermana, pero no sucede lo mismo con su madre aunque no le gusta que nadie hable mal de ella (por este tema tuvo un duro enfrentamiento con Elena, la madre de Adara, en la isla).

Maite asegura estar orgullosa de Cristian

La autodenominada “elegida de Dios” ha confesado en el plató de “Supervivientes” que le encanta el concurso que está haciendo su hijo. Está muy orgullosa de cómo lo está haciendo. Confesó que ella tenía una relación bastante extraña con el joven pues él se había criado con su padre y no le pudo conocer mucho.

Pero gracias al reality le está conociendo bastante más y está orgullosa de decir que su hijo es un crack.

Además, el paso por el reality le está haciendo sentir un cariño muy especial por su hijo y Maite ha revelado que quiere mucho a su hijo. Pensaba que iba a ser incapaz de sacar las garras o de provocar discusiones, y todo lo contrario. El joven parece estar siguiendo los consejos de su madre. Según ella, antes de irse a Honduras, le aconsejó que se enfadase, ya que lo veía muy noble y demasiado bueno para el programa. Le dijo que no se reservase absolutamente nada. Y lo está haciendo.

Sigue la página Supervivientes
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!