La peor de las noticias posibles para el concurso se ha hecho oficial. El Ministerio de Exteriores del Gobierno español ha decretado que los concursantes y el equipo del concurso de Mediaset deben volver a territorio español para hacer frente a la emergencia sanitaria del coronavirus desde territorio español.

Españoles atrapados en Honduras

Lo cierto es que el equipo de 'Supervivientes' suma 125 personas entre concursantes y personal, casi la mitad de los españoles que se encuentran actualmente en Honduras.Todos estos españoles, 279 personas, van a poder ser repatriados gracias al Gobierno de España en los próximos días.

De momento, no hay fecha exacta para la repatriación de los mismos pero el Gobierno ha hecho público que está en negociaciones con la compañía Air Europa para que sea la encargada de realizar esta arriesgada labor.

La productora, Bulldog TV, preocupada por la situación en el país

Se especula con que habría sido la propia productora del concurso la que se habría puesto en contacto con el Gobierno de España para saber como proceder ante el estado de alarma. El Gobierno les habría propuesto esta solución.

Eso sí, desde la Administración española les habrían avisado de que los gastos de la repatriación no correrán de fondos públicos, tendrá que ser Bulldog y cada particular quiénes harán frente a los gastos de cada billete.

Mediaset desmiente la cancelación del concurso

No obstante, la cadena ha desmentido vía redes sociales que el reality vaya a terminar de esta forma tan abrupta. 'No hay ningún cambio respecto al equipo de Supervivientes y sus concursantes' comentaba el perfil oficial de la cadena de Paolo Vasile.

Mediaset ha recibido numerosas críticas sobre cómo está gestionando esta crisis y la poca información que está ofreciendo a sus concursantes que desconocen la gravedad de la situación en nuestro país.

Una gala atípica de 'Supervivientes'

Lo que es innegable es que 'Supervivientes' ya no es lo que era. El reality se ha resentido ante la aparición del coronavirus. Primero cuando Lara Álvarez tuvo que comunicar a los concursantes la situación en la que se encontraba el país y sus familias y ayer se emitió una gala atípica: con el equipo de producción mínimo, sin maquilladores ni peluqueros y por supuesto sin el público que suele amenizar las galas.

Además, la gala duró una hora menos y no hubo entrevista al expulsado de la semana pasada: Alejandro Reyes, y es que, ninguno de los expulsados podrá volver a España a no ser que sean repatriados por el vuelo que esta tramitando el Gobierno de España. Una situación límite en una aventura que podría tener las horas contadas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!