La colaboradora de televisión e influencer, Tamara Gorro, no está pasando un buen momento personal. Después de que su marido, el jugador del Valencia F.C, Ezequiel Garay, tuviera que ser operado ante una lesión de gravedad, la joven ha vuelto al hospital. En esta ocasión, por la salud de su hijo pequeño Antonio que se ha quedado ingresado.

La influencer se vio obligada a viajar, de urgencia, hasta la ciudad de Valencia al recibir la noticia: su hijo pequeño, de apenas dos años de edad, estabe en un centro hospitalario e iba a ser ingresado. Sin duda, Tamara puede decir que está pasando una de las peores épocas de su vida.

Después de que las cosas parecían volver a estar en calma, tras la operación a la que tuvo que enfrentarse su marido, el jugador Ezequiel Garay, que fue un completo éxito y solo había que esperar a la rehabilitación... La pareja se vio obligada a viajar, de urgencia, desde la ciudad asturiana de Gijón a Valencia por un motivo que les preocupa bastante más.

Estando en Asturias, Tamara fue informada del ingreso hospitalario de su hijo Antonio

La propia influencer, que cuenta casi toda su vida a su "familia virtual", fue la primera en informar de la noticia a través de sus redes sociales. El día antes tuvieron que salir corriendo, de manera urgente, a la capital valencia. A las ocho de la tarde, mientras estaba con su marido en el hospital esperando a que se recuperase de su operación, fue informada de que el pequeño Antonio, de dos años de edad, había sido ingresado enun centro hospitalario.

Por el momento, la influencer madrileña ha preferido no dar más detalles sobre el diagnóstico del niño hasta que no tenga una primera reunión con los médicos, que iba a tener lugar este mismo jueves por la mañana. Según explicó, llegó tarde y ya no pudo hablar con el equipo médico que está tratando al pequeño.

La que fuera tronista de "Mujeres y hombres y viceversa" estaba visiblemente cansada tras dormir los últimos tres días en el sofá de una habitación de un hospital; pero, no ha dudado en dar las gracias a todas aquellas personas que le han dado ánimos y le han enviado muestras de cariño, tanto a ella como a su familia, en unos momentos tan complicados para ellos.

Tamara se muestra optimista ante tantos baches

Como siempre, Tamara ha querido mostrarse optimista y ha querido dejar claro que solo es una etapa que quiere dejar atrás cuanto antes. Como dice ella, en su caso, las piedras han caído de golpe pero las va a ir despejando de su camino. Además, le ha mandado un beso a toda su "familia virtual" que está muy pendiente de ella y de su familia.

Malos momentos que coinciden en el tiempo con una fecha muy especial para la influencer, el cumpleaños de su progenitora, Esther, que acaba de cumplir 53 años de edad. Un verdadero referente y una persona imprescindible en la vida de Tamara.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!