La noticia ha sido un verdadero escándalo. La hija pequeña del director Steven Spielberg ha decidido apostar por su carrera como actriz y productora de cine para adultos. Pero, a pesar de que la joven asegura que cuenta con el apoyo de su padre, en realidad, tanto el reputado director como su esposa estarían muy avergonzados de la profesión de su hija pequeña.

La vida de Spielberg y de su segunda esposa, Kate Capshaw, pasa por un momento muy complicado después de que su hija pequeña, Mikaela Spielberg, de 23 años de edad, haya decidido anunciar que se ganará la vida haciendo películas, igual que ha hecho su progenitor, pero como estrella de películas para adultos.

Las reacciones por parte del director y de su esposa no han sido muy positivas.

El nombre artístico de la joven es Sugar Star

La joven incluso ya ha lanzado su propia cuenta en la conocida aplicación Only Fans a través de la cual sus seguidores pueden verla en acción pagando unos 13 euros al mes (unos 15 dólares). Su nombre artístico será Sugar Star y la joven ha asegurado en las redes sociales que siempre ha contado con el apoyo de sus padres, que ambos son muy abiertos de mente y que no están para nada molestos ante su decisión, aunque sí bastante preocupados.

Pero un amigo de la familia ha dado una versión completamente diferente a la de la joven, asegurando que, aunque en un primer momento la pareja apoyaba a su hija, se sienten muy apenados ante esta decisión que consideran que es un gran error. Cara el exterior, tanto Steven como Kate no se han mostrado en contra, ya que se muestran como los progenitores más modernos de todo el mundo y aman a sus hijos por encima de cualquier cosa, siempre han apoyado a su hija pequeña y están haciendo un esfuerzo por entenderla.

Los Spielberg intentan ser comprensivos, pero no educaron a ninguno de sus hijos para acabar así

Pero la pareja se ha mostrado muy avergonzada ante la confirmación pública de la joven de su readmisión en el mundo de las denominadas como trabajadoras sexuales. Los Spielberg, que llevan casados 29 años, están muy preocupados por cómo va a afectar todo esto a los otros seis hermanos de la joven, ya que la familia tiene una imagen impoluta y están preocupados por el futuro de la joven.

La pareja se ha preocupado mucho por las intenciones de la joven tras esta confirmación en las redes.

Varios medios aseguran que el matrimonio Spielberg está intentando ser lo más comprensivo posible con su hija; pero no pueden dejar de sentirse avergonzados por su conducta. Ninguno de sus siete hijos fue criado para que acabaran eligiendo este tipo de vida.

En total, la pareja tiene siete hijos. El mayor es Max, de 34 años de edad y nacido del primer matrimonio del director. Kate también tiene un hijo adoptado, Theo, desde antes de casarse con el director (que también lo adoptó). También tienen tres hijos biológicos: Sasha (29), Sawyer (27) y Destry (23).

Y, para terminar, la pequeña Mikaela, que también es adoptada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!