Antes de ser la nuera de Isabel Pantoja, Irene Rosales era una modelo amateur que buscaba hacerse un hueco en el complicado mundo de la pasarela. Después de tener dos hijas y tras hacerse un hueco como colaboradora de “Viva la vida”, ha vuelto a subirse a una pasarela en SIMOF. La joven ha desfilado para el diseñador Alonso Cózar vestida de flamenca.

Irene Rosales se hizo conocida en los medios de comunicación por su noviazgo con el hijo de la tonadillera Isabel Pantoja, Kiko Rivera, con el que comenzó a salir en el mes de mayo del año 2014, y las únicas referencias que existían de la joven es que tenía 23 años y que era estudiante y de Sevilla, aunque poco después se descubrió que trabajaba como modelo,

La joven ha cambiado de vida en cinco años: ahora es madre de familia y miembro de los Pantoja

Ahora, la vida de Irene es completamente diferente y ha decidido explotar su imagen pública para volver a trabajar como modelo.

Ahora está casada con Kiko, es colaboradora de Mediaset y madre de dos niñas, Carlota y Ana, además de tener una gran relación con la propia Isabel Pantoja.

Irene se convirtió en la gran estrella del desfile del diseñador Alonso Cózar dentro de la agenda muy apretada del SIMOF, donde demostró que tiene mucha experiencia encima de la pasarela. Aunque nunca llegó a ser una top (sus trabajos como modelo solo fueron esporádicos), no decepcionó en ningún momento a los presentes.

La última vez que la joven apareció posando como modelo fue hace unos días en un reportaje para la revista Sevilla Magazine, donde lució diversos trajes de flamenca.

Eso sí, no hubo ni rastro de su marido ni su suegra, que eran los grandes esperados por parte de la organización. Además, el diseñador es un gran amigo de su propia suegra, por lo que se daba por hecho que Isabel Pantoja estaría sentada en el front row viendo a la madre de sus nietas.

La joven fue la gran protagonista de una puesta en escena perfecta

Pero ni su suegra ni su marido, Kiko Rivera, dijeron nada en las redes sociales sobre esta nueva experiencia laboral de su nuera y su mujer, algo que sorprendió a los propios organizadores del desfile.

La joven lució un precioso traje de flamenca de color blanco con bonitos lunares verdes y con suaves detalles en color rosa. El año pasado también desfiló en la pasarela de SIMOF su prima política, Anabel Pantoja, vestida de novia.

Irene apareció muy emocionada ante la idea de volver a desfilar y al bajar, aseguró estar "muy contenta" y estar "segura" de que no lo había hecho "tan mal". Y los periodistas no dudaron en preguntarle si se pondría alguna prenda de la colección de su cuñada, Lourdes Montes, “Mi Abril”, a lo que contestó que estaría encantada de vestir una prenda diseñada por su cuñada.

Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!