El rey emérito Juan Carlos I podría estar cada vez más acorralado ante las informaciones que están surgiendo sobre sus cuentas en Suiza. Ahora, la Audiencia ha decidido pedir a Suiza datos sobre los supuestos testaferros del monarca.

Hay que recordar que la Fiscalía de Ginebra lleva investigando desde el año 2018 a Arturo Fasana y a Dante Canónica por un presunto delito de blanqueo de capitales para poder determinar si el monarca posee cuentas secretas en el país europeo que es un verdadero paraíso fiscal.

El caso se abrió en el año 2018 y estarían investigando a los supuestos testaferros del monarca

Ha sido Manuel García Castellón, titular del juzgado de Instrucción nº6 de la Audiencia Nacional, ha mandado una comisión rogatoria al gobierno de Suiza para que envíe al territorio español las indagaciones que mantiene abiertas sobre los supuestos testaferros que posee el rey emérito Juan Carlos I en el país, según publica el periódico “El Mundo”.

En el verano del año 2018, la Fiscalía de Ginebra decidió abrir una investigación a Arturo Fasana (un conocido bróker) y a Dante Canónica (abogado), que serían los supuestos testaferros del monarca emérito en Suíza, por un presunto delito de blanqueo de dinero para poder determinar si el Rey habría dispuesto de cuentas secretas en el país europeo que es un conocido paraíso fiscal.

La investigación se inició tras unas grabaciones a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del Rey Juan Carlos I

Esto afectaría a los numerosos negocios y a las cuentas de inversiones internacionales del propio Juan Carlos de Borbón y sería la razón principal por la que el monarca ha tomado la decisión de abandonar los actos públicos.

Dicha investigación se inició después de salir a la luz unas grabaciones de la amiga entrañable de Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que fue grabada por el comisario Villarejo mientras hablaba sobre el papel de Fasana y Canónica como supuestos testaferros del Rey emérito.

En las mencionadas grabaciones, la conocida empresaria germana explicaba cómo ellos eran los encargados de ocultar los bienes del rey fuera del territorio español y se refería, por ejemplo, a la compra de un terreno muy bien situado en Marruecos, el pago de millonarias comisiones por su intervención en las negociaciones del AVE entre La Meca- Medina.

Y las cuentas bancarias del monarca como titular real en territorio suizo bajo nombres inventados o bajo la titularidad de un familiar, en clara referencia de su primo Álvaro de Orleans.

A partir de ese momento, Anticorrupción tomó la decisión de investigar, en secreto, el pago de importantes comisiones por conseguir el contrato del Ave a La Meca al Rey emérito.

Y habría un interés real en crear un mecanismo de cooperación entre los dos países europeos para seguir adelante con este procedimiento.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!