A pesar de que parecía que entre Cayetano Rivera y Karelys existiría un pacto de silencio, parece que la joven abogada ha decidido cambiar de opinión y ha empezado a hablar. El periódico La Razón asegura que la canaria podría tener fotografías en un cajón que podrían ser una verdadera bomba de relojería.

Si la entrevista exclusiva en una importante revista ha llamado la atención, la joven canaria se estaría guardando un as en la manga. Según este medio, la joven tendría una serie de fotografías guardadas que podrían hacer que la vida familiar del torero saltase por los aires y esto preocupa, y mucho, en el entorno de Cayetano.

La joven trabajó de relaciones públicas en una conocida discoteca de Madrid

Parece que la canaria, que ha trabajado como abogada, modelo e influencer, además de relaciones públicas de una conocida discoteca de Madrid, podría tener unas fotografías muy comprometidas con el torero, del año 2014, la época en la que, según ella ha confirmado, vivió una relación sentimental con Cayetano, cuando el diestro había roto su noviazgo con Eva González.

Según La Razón, la joven solo estaría esperando una oferta económica para hacer públicas las susodichas fotografías, lo que sería una bomba de relojería para el matrimonio formado por el propio Cayetano y Eva González, que tienen un hijo pequeño en común.

A pesar de que Cayetano fue la persona que avisó a la joven de que habían sidos pillados en las calles de Londres, varios periodistas aseguran que fue la joven la que avisó a los paparazzis para que los pillaran. Según esas personas, la propia abogada aceptó hacer un posado robado, a posteriori, en una isla luciendo figura en bañador. Y, para terminar, ha dado una entrevista en exclusiva en la revista Hola!.

Ni Cayetano ni las personas del entorno entienden este comportamiento por parte de la joven que trabaja en un importante bufete en la ciudad de Londres. Y, mucho menos, si se confirma que el propio Rivera le llamó, al principio de todo, para que se mantuviera con la boca callada y que esperase a que el escándalo se olvidase. Parece que entre ambos había un pacto que la canaria ha hecho saltar por los aires.

Eva González ha preferido apostar por el silencio

Eva González, mientras tanto, ha decidido no decir absolutamente nada y se ha volcado en su trabajo, aunque en varias ocasiones ha sido captada por la calle y no hay dudas de que la presentadora lo está pasando muy mal: seria, cabizbaja y preocupada. Una amiga cercana de la presentadora asegura que Eva no entiende el interés de Karelys en sacar a la luz una historia que fue hace tanto tiempo y ha pedido a sus amigos y familiares que no contesten absolutamente nada en referencia a la canaria

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!