Alba Carrillo ha tenido que enfrentarse a un duro momento. Despedirse de su perrita, a la que adoraba, Lanas. La modelo ha querido dejar claro que su pequeña ha sido generosa hasta el último día. Cuando la modelo entró en la casa deGran Hermano VIP 7”, le pidió que la esperara y lo ha cumplido su promesa. Sin duda, unas navidades tristes en la casa de la colaboradora de “Ya es mediodía”.

Todo ha tenido lugar unos días después e la salida de la modelo de la casa de “Gran Hermano VIP 7”, la perrita de la familia Alba fallecía , a los trece años, después de convertirse en la amiga inseparable del hijo de la modelo, Lucas.

Y de la nueva mascota de la familia, el otro perrito, Lunes.

La perrita era la fiel compañera de juegos del pequeño Lucas y una más de la familia

Todas las personas que han perdido un animal, miembro de la familia, saben lo mal que se pasa en un momento como este. Sin duda, estos días serán tristes y llenos de dolor para la famlia, empezando por la propia Alba y su hijo pequeño, que estaba muy unido a la pequeña. Todos los miembros de la familia lo están pasando mal, ya que, se ha ido un miembro más en unas fechas tan especiales como son las navidades.

Lanas era un precioso ejemplar de golden retriever, que ya había estado enferma en varias ocasiones. Alba ha explicado que Lanas ha sido generosa hasta el final y ha sido capaz de aguantar hasta que Alba salió de la casa de “Gran Hermano VIP 7”. Alba ha reconocido que ha sido un duro golpe perder a un miembro más de su familia.

La pequeña Lanas fue capaz de aguantar para despedirse de Alba

Alba se ha despedido de la perra con mucho cariño y le ha dado las gracias por haber compartido tres años de absoluta felicidad con ella.

Ahora nadie va a salir corriendo y ladrando cuando llamen al telefonillo y Lucas no tendrá una compañera que se eche a su lado a la hora de dormir la siesta. Pero, su recuerdo se ha quedado en ellos para siempre. Muchos recuerdos después de más de una década formando parte de la familia.

Igualmente, la madre de la joven, Lucía Pariente, ha dejado claro que está sufriendo un gran dolor, ya que, la pequeña era parte de la familia.

Van a recordar muchos ratos con ella, el gran cariño que han compartido y que ha estado presente en los años más importantes de su vida.

Sin duda, esta mala noticia ha provocado que la familia haya acabado el año de manera agridulce. Según la modelo, el 2019 ha sido el mejor año de su vida, el año que le ha dado todo: salud, trabajo, estabilidad sentimental y una buena relación con el padre de su hijo. Pero, este "adiós" ha provocado que la joven despida este año tan especial de manera mucho más triste de lo esperado.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!